España arrolló 6-0 a Polonia en su último amistoso previo a Sudáfrica 2010

Con goles de Villa, Xabi, Fábregas, el ‘Niño’ Torres y Pedro, los campeones europeos se dieron un paseo con el último sparring previo a su cita mundialista. Torres quedaría en la banca. Iniesta salió por lesión y preocupa su salud

España dio hoy un recital en su último amistoso antes de viajar a Sudáfrica y goleó por 6-0 a Polonia, que terminó mareada ante el fútbol de toque del campeón de Europa.

El combinado de Vicente del Bosque completó su tercer amistoso previo al Mundial con un partido jugado en la localidad española de Murcia, en el que confirmó su evolución para lograr su duodécimo triunfo consecutivo.

Del Bosque propuso una alineación que debería ser casi idéntica a la que jugará su primer partido del Mundial ante Suiza. Si así se confirma, dejaría a Fernando Torres en el banquillo, pues el delantero del Liverpool todavía no tiene el mejor tono físico.

El seleccionador español parece tener claro que comenzará el torneo con ese esquema de cinco centrocampistas que tanto le gusta. O de tres delanteros, como defiende el propio Del Bosque, quien considera a Andrés Iniesta y David Silva casi como extremos.

España ofreció unas inmejorables sensaciones ante Polonia. El campeón europeo se hartó de tocar el balón, de entrar por todas las zonas del campo, de llegar con muchos jugadores arriba, de presionar cerca del arco contrario. Todas las virtudes que le llevan a ser considerada una de las grandes aspirantes al trono mundial.

El primer gol llegó a los 10 minutos, tras un gran pase de Iniesta a David Villa. El nuevo delantero del Barcelona suma 38 goles y se sitúa a seis de Raúl, el máximo realizador de la historia de la selección española.

Si este gol fue bonito, quedó muy empequeñecido por el sensacional segundo tanto. España dio no menos de una decena de pases antes de que Iniesta levantara el balón por encima de toda la defensa polaca. Xavi lo recibió y cedió para que Silva marcara a portería vacía.

El recital continuó hasta el descanso y los polacos se marcharon al vestuario persiguiendo sombras. Lo peor para España fue la retirada de Iniesta tras 39 minutos excelentes. Tiene una pequeña lesión muscular y está pendiente de pruebas.

Del Bosque hizo cambios en la segunda parte, pero su equipo no aflojó. Siguió mostrando lo mejor de su fútbol, como si quisiera enviar un mensaje a todos sus rivales en el Mundial.

Y llegaron más goles. El de Xabi Alonso tras un disparo afortunado que tropezó en un defensa visitante. Luego llegó la hora de Cesc Fábregas, quien rompió la línea del fuera de juego y supo cruzar el balón. El quinto lo logró Torres, en su afortunada reaparición tras seis semanas sin jugar.

La fiesta quedó completa con el sexto tanto, que llevó la firma de Pedro. Fue el primer gol del joven canterano del Barcelona, quien comienza a ser indiscutible en la rotación de Del Bosque.

Así concluyó el recital de la selección española, que recuperó la esencia de su fútbol justo antes de viajar a Sudáfrica. A falta de confirmarlo en partido oficial, lo cierto es que envió un clamoroso mensaje de autoridad.