Ex director del equipo Renault iniciará acciones legales contra la FIA

Flavio Briatore buscará revocar su suspensión de por vida en la Fórmula Uno, desde mañana lunes, en un tribunal de París

*Sao Paulo* (Reuters) - "Esta decisión es un absurdo legal y tengo toda la confianza de que los tribunales franceses resolverán el asunto de manera justa e imparcial", dijo Briatore en un comunicado publicado el domingo en el que confirmó que iniciará acciones judiciales. Briatore, conocido tanto por su amor a los yates y las fiestas como por su dominio en la F1, recibió una sanción de por vida en septiembre por su rol en un escándalo de arreglo de carreras en el Gran Premio de Singapur del 2008. Según el comunicado emitido el domingo, Briatore argumentará que su derecho a una defensa libre y justa contra los cargos fue pasado por alto. Además, dirá que la suspensión no fue impuesta por un juzgado imparcial, ya que el presidente del tribunal de la FIA que atendió su caso era el el titular de la entidad, Max Mosley. "En este caso, la FIA ha sido utilizada como una herramienta para vengarse de un hombre", indicó Briatores en el texto, que además aclaró que se pedirá compensación por daños por la decisión. El director comercial de la F1, Bernie Ecclestone, admitió que no estaba seguro de qué podre podía tener el tribunal francés. "Siempre pensé que la pena era demasiado severa por ese crimen", declaró a Reuters Ecclestone, amigo y socio del italiano Briatore. "No sé qué es lo que puede hacer un tribunal civil, no conozco los poderes que tiene", añadió. El piloto brasileño Nelson Piquet Jr. sacó a la luz uno de los escándalos más grandes de la F1 tras ser despedido por Renault en julio, cuando dijo a la FIA que la escudería francesa le había ordenado chocar intencionalmente en la carrera del 2008 en Singapur. Piquet explicó que había hecho eso para obligar al ingreso del coche de seguridad, con el objetivo de ayudar a su compañero Fernando Alonso a ganar la carrera. Renault recibió una sanción permanente en suspenso por los próximos dos años, en tanto su ex jefe de ingeniería Pat Symonds fue suspendido por cinco años. Briatore ha dicho que se sintió traicionado por la F1 y que pelearía contra su sanción, prometiendo incluso una gran fiesta para festejar si sale victorioso.