La familia Ferrand va por completar su tercer Dakar consecutivo

Los pilotos peruanos embarcarán mañana su camioneta y nos cuentan cómo se hace para sobrevivir a la prueba más difícil del mundo

(elcomercio.pe)

CHRISTIAN CRUZ V. (@Cruzva_DT)

Habla la voz de la experiencia. De los pilotos peruanos que participarán en el Dakar 2012, la familia Ferrand son los únicos que han terminado la prueba en las dos ocasiones anteriores en la que ha estado presente.

Encontramos a Fernando Ferrand del Busto y su hijo Fernando Ferrand Malatesta en su taller, afinando detalles de su camioneta que enviarán mañana ya rumbo a Argentina para la carrera. Ahí, ambos nos contaron sus experiencias en esta tradicional prueba.

¿Cómo están los ánimos a quince días de la carrera?
Ferrand papá: Los nervios ya comienzan, pero nada. Estamos listos para lo que viene.
Ferrand hijo: Ya solo faltan pequeños detalles para embarcar la camioneta. Ya queremos que se vayan para dejar de pensar en eso.

¿Cuál es el secreto para terminar un Dakar?
Papá: La prudencia. Ser prudente siempre porque no sabes lo que te puedes encontrar. Siempre hay un inesperado, un hueco, un carro parado que no viste. No hay que alocarse.

¿Se planea una estrategia para correr el Dakar?
Hijo: No se planea nada, porque la estrategia va saliendo en el momento y no puedes hacer nada porque la ruta la sabes en el momento. Eso sí, no se tiene que pensar en cuánto te falta, porque te tumbas. Estas metido en el auto por más de 15 horas y tienes que estar mentalizado.

¿Cómo se sobrevive en la prueba? ¿Cómo hacen para alimentarse e hidratarse?
Hijo: En la partida te dan una bolsa de comida que contiene frutas secas, conservas, todo preparado por nutricionistas. Tienes que comerlo sí o sí porque si no empiezas a caer, pero lo más importante es la hidratación. Si tomas agua, no te alcanza. Nosotros tomamos cada media hora una botella de Gatorade y el agua la usamos para echárnosla al cuerpo. Dentro del carro la temperatura llega a 60 grados, así que hay que estar mojándonos de rato en rato y llegas a sentir sed, ya es tarde.

¿Que la llegada sea en Lima motiva más?
Papá: Por supuesto. Si cuando llegamos a Buenos Aires fue emocionante encontrarse con peruanos, imagínate lo que puede ser ahora. Todos vamos a estar muy contento si lo hacemos.
Hijo: Cuando estemos en Tacna nos sentiremos como en casa, pero no en la llegada aún. Dios mediante, esperemos estar el 15 en la Plaza de Armas.

El Dakar es más una carrera de resistencia que de velocidad. ¿Cómo toman eso ustedes?
Papá: Nosotros tenemos un lema, nuestro enemigo es el camino no el otro competidor. Todos tenemos el mismo enemigo, por eso también nos ayudamos entre todos para seguir adelante y culminar la prueba.

¿Alguna anécdota que les haya dejado el Dakar?
Hijo: En la penúltima etapa del año pasado tuvimos un problema con la faja de cambio que nos retardó tanto que llegamos a la base a las 6:41 de la mañana del día siguiente y teníamos que partir a las 6:47, así que llegamos, nos dimos la vuelta y a seguir corriendo, ya luego descansamos.

Mañana embarcan su camioneta rumbo a Argentina y con eso se dará el primer paso para estar en la partida en Mar del Plata el 1 de enero. Los Ferrand confían en su experiencia, pero saben que tienen que ir con cautela.

Puedes seguir toda la información del Dakar 2012 en @DT_Dakar.