La hazaña peruana: en 1986 pilotos nacionales debutaron en el Rally Dakar

Antes de que el Dakar llegara al Perú, 6 pilotos nacionales la retaron. Bergna-Corbetto lograron el segundo lugar en su categoría en 1986

La hazaña peruana: en 1986 pilotos nacionales debutaron en el Rally Dakar

La aventura se inició en la rampa de partida. “Les peruviennes”, anunciaron los altavoces colocados en el parque de Versalles, siempre en francés, a los primeros pilotos del Perú en participar en el Rally Dakar. Kike Pérez, Nicanor González, Manolo Mendizábal, Henry Bradley, Coco Corbetto y Alfredo Bergna fueron los que retaron a la inclemente carrera de temperaturas infernales y resistencia extrema. Seis peruanos que se unieron para enfrentar al territorio africano. Solo dos llegarían al final.

La invitación llegó de Mitsubishi: tres camionetas Montero fueron preparadas en Bélgica, luego de conseguir los auspicios (cada dupla invirtió cerca de US$ 80 mil). “Además, hubo una preparación física ardua”, recuerda Bradley, quien hizo dupla con Mendizábal (abandonaron luego de un tercio de la ruta). Cuatro meses en el gimnasio de Tater Ledgard, alimentación especial y la consigna de los mosqueteros para viajar a París; los peruanos estaban listos para hacer historia. Bradley nunca olvidará las palabras del fundador del rally, el francés Thierry Sabine; “El propósito del Dakar es llevar al ser humano hasta el máximo de su resistencia”.

En esa dirección se movieron Bergna y Corbetto (ambos ya fallecidos). Los dos fueron unos camellos insaciables en el desierto y llegaron en el segundo lugar de su categoría (autos Maratón). La sorpresa fue total, ya que el objetivo de todos los peruanos solo era llegar a la meta. “Bergna y Corbetto eran unos zorros del desierto”, recuerda Pérez, quien hizo dupla con González. Es que la clave del subcampeonato fue el instinto de los pilotos. En 1986, los competidores utilizaban brújula en vez de GPS, y la hoja de ruta les era entregada tres días antes de la partida: un ladrillo de hojas en francés.

Sin embargo, hubo una noche triste en el debut peruano: Thierry Sabine, fundador del Dakar, falleció en un accidente en su helicóptero.