Leyla Chihuán criticó a Man Boc Park y al presidente de la FPV: "Nos hospedaron en una fábrica de tabaco"

La ex capitana de la selección peruana de vóley culpó a ambos de la mala preparación de las jugadoras en la gira previa al Mundial de Japón

Leyla Chihuán criticó a Man Boc Park y al presidente de la FPV: "Nos hospedaron en una fábrica de tabaco"

Siempre frontal, la ex capitana de la selección peruana de vóley y ahora candidata al Congreso de la República, Leyla Chihuán, no dudó en responsabilizar al jefe del comando técnico Man Boc Park y al presidente de la FPV, Juan Castro, por lo que consideró una mala preparación del sexteto blanquirrojo con miras al Mundial de Japón 2010.

En una entrevista concedida al suplemento “Domingo” del diario “La República”, Chihuán negó ser una oportunista que quiere valerse de su trayectoria deportiva para tentar una curul en el Parlamento.

“Yo he hecho mi trabajo y tengo capacidad para seguir trabajando; hasta hoy tengo ofertas para jugar en el extranjero. Entonces, ¿oportunista de qué? Hace poco me reuní con empresarios importantes porque estoy preparando mis academias deportivas. Son cosas que me van a dar mucha más tranquilidad económica”, sostuvo la voleybolista.

En respuesta a quienes no votarían por ella por la pobre campaña que cumplió la selección peruana en el Mundial de Japón 2010, la popular ‘Ley’ disparó contra el titular de la Federación Peruana de Vóley, Juan Castro, y Man Boc Park.

“Yo siempre he dado la cara. Lo que puede ser es que los máximos responsables -el presidente de la federación y el señor Man Boc Park, que fueron jefes de la delegación traten de lavarse las manos. Toda la preparación que se hizo en el Perú se fue a la ‘mierda’ los diez días en Corea previos al Mundial. No comíamos bien: ni yo, ni tú, ni tu compañera comen de desayuno sopa, arroz, pescado y ensalada. Si en Corea comen así, de ‘puta madre’ pues, qué vamos a hacer. Pero nosotras no estábamos acostumbradas a comer eso; tampoco somos exquisitas. Luego, estábamos hospedadas en una fábrica de tabaco. Al salir, pasábamos por lo que venía a ser el lobby, un lugar en el que había un montón de coreanos fummando. ¿Esas son condiciones de una concentración?”, dijo.