La maldición del número 13 se hace presente en el Dakar

Pilotos como Marcos Patronelli o Gerard Farrés creen en la mala suerte que rodea a esta cifra

La maldición del número 13 se hace presente en el Dakar

Para los supersticiosos, el 13 es un número relacionado a todo tipo de males. Por eso si es posible evitarlo, mucho mejor. En el Dakar 2013, la competencia más dura del mundo, hay varios pilotos que alimentan esa creencia.

Como por ejemplo el argentino Alejandro Patronelli, campeón de los cuatriciclos en 2011 y 2012, y que está ausente en esta edición que está a punto de terminar.

“El año pasado, después de ser campeón del Dakar por segunda vez, mi hermano dijo que no iba a correr la edición 2013. Que prefería saltearla porque el 13 no le agrada. Por eso prometió volver en 2014, aunque en varias oportunidades le dijo a mi mamá que estaba arrepentido de no competir este año”, afirmó a la agencia Dpa su hermano Marcos Patronelli, líder en cuatrimotos.

Marcos también se confiesa un poco supersticioso y asegura: “Estando en Perú, a punto de largar, me llamaron de varias empresas para darme su patrocinio. Pero les dije que no. Es que quería tener el cuatriciclo tal cual había pasado la técnica, sin ninguna otra marca”, relató.

El temor al número 13 también preocupa al español Gerard Farrés, quien lo lleva en el dorsal de la Honda de Wild Wolf.

Si bien en la presentación de su equipo, a fines del año pasado, le restó importancia, la gran cantidad de problemas mecánicos que tuvo desde que largó la carrera lo llevan a pensar otra cosa.

“Yo no era supersticioso, pero esto del dorsal 13 empieza a molestarme. No puede ser que todos los días nos pase algo. No es normal. Parece como si alguien quisiera acabar con nosotros, pero en el equipo somos muy tozudos y que nadie lo dude, llegaré a Santiago de Chile”, dijo.

Es posible que Farrés logre su objetivo, aunque una cosa es segura: será la última vez que aceptará lucir en su moto el número 13