'Manbo' le jaló la orejas a varias 'matadoras': “No les interesa aprender”

Para el jefe de la Unidad Técnica de FPV la principal debilidad de Perú en el Mundial fue la defensa. Para él, a muchas jugadoras del equipo no les interesó mejorar sus técnicas de recepción

'Manbo' le jaló la orejas a varias 'matadoras': “No les interesa aprender”

Por Patrick Espejo / Enviado especial a Tokio

Durante todo el Mundial, Man Boc Park no quiso hablar con nadie. Apenas si se jugó un par de bromas, en uno de los entrenamientos, con los dos únicos medios escritos que llegaron hasta Japón para cubrir las incidencias del Campeonato Mundial de Vóley Femenino. Pero después de cada partido, como recordando sus viejos tiempos, esquivaba a la prensa. “¿Yo, para qué hablando? ¿Qué queriendo saber?”, repetía con ese acento muy suyo, de coreano acriollado.

Solo después del último partido de la selección peruana, ‘Manbo’ aceptó sentarse un momento y compartir parte de lo que piensa sobre el vóley peruano, sobre lo que vio en el Mundial y, lo que todos quieren saber, el futuro inmediato de esta selección.

“Seguro que quieres saber qué pienso de Perú”, arranca, mientras aún no terminamos de acomodarnos en el sofá del Keio Plaza Hotel. Y sin mediar respuesta, él solo se contestó: “Técnicamente, las chicas no jugaron bien. Antes, la selección de Perú tenía a Natalia Málaga y a Denisse Fajardo como las más pequeñas, pero las dos sabían saltar muchísimo. Ahora las chicas son un poco más altas, pero no son capaces de pegarle bien a la pelota. Eso quiere decir que les falta cabeza. El Sr. Kim enseñándoles pero ellas no aprenden y no les interesa aprender.

¿Por qué dice eso?
Por que cuando entrenamos el ataque, allí sí, todas las chicas están contentas, pero cuando entrenamos recepción, todas se quejan. No les interesa trabajar. El problema principal de Perú en el Mundial fue la recepción. Mira no más a las mayores, a Elena, Patty, Yulissa, Leyla y Jessenia, ninguna de ellas hizo buenas cosas en recepción en todo el torneo. Allí ya perdimos, pues.

Si son tan problemáticas, es de suponer, que ellas ya no continuarán con la selección.
Mira, nosotros no tenemos un gran número de jugadoras. Quizá puedan ayudar un año más, pero no más.

¿Qué necesitamos mejorar?
La recepción. Las chicas dejaban muchos huecos en la retaguardia. Además, la líbero del equipo (Vanesa Palacios) no daba tanta confianza. Perdió muchas pelotas que parecían fáciles. ¿Acaso le tiene miedo al balón? El bloque también es un problema.

Usted dice que las mayores pueden ayudar un año más.
Es que este no es el momento para recambio en el equipo. Ese cambio se tiene que hacer en forma calmada, sin apuros. Yo no quiero cortar la cabeza de ninguna jugadora. Si ellas quieren seguir, lo harán.

¿Y de las chicas que están con Natalia Málaga, quién puede ‘subir’ a mayores?
Hay chicas altas como Klariveth Yllescas o Daniela Uribe, con ellas tendremos un buen ataque. También Rafaella Camet. Está la levantadora Alexandra Muñoz, pero necesitan trabajar mucho la recepción.

El peruano olvida rápido. Con Mr. Kim, en un año y siete meses, el Perú ha mejorado como equipo y en resultados.
Sí, es claro que ha mejorado. El año pasado, Perú acabó sexto en el Campeonato Panamericano y ahora segundo. Mejoró bastante. Pero hay que decir que el nivel del vóley de los países panamericanos está dos escalones por debajo que el del Europa, hoy.

¿Y si usted piensa así, por qué no hacer más giras a Europa, como se hizo este año, en lugar de ir a Asia, donde no la pasaron muy bien?
Hablé con el Sr. Castro (el presidente de la federación), pues el año próximo también necesitamos giras por Europa. Pero para eso se necesita (dice mientras mueve los dedos, dejando entrever que se requiere mucho dinero)…

Algunos piensan que porque Perú jugó mal en el Mundial, deben cortar la cabeza de Kim. ¿Usted piensa que debe seguir?
Sí, debe seguir. Perú ha mejorado con él. Kim trabaja mucho en defensa, pero le ha faltado tiempo.

Perú trabaja con cuatro personas en el comando técnico, Brasil lo hace con 10, Rusia, Polonia, Turquía lo hacen con 12. ¿Por qué no podemos tener un comando técnico completo?
El problema sigue siendo que la federación no tiene plata. Hay otras selecciones nuestras que están peor. En la infantil, Terrones está solo. Sí es necesario hacer el esfuerzo y que más personas contribuyan.

¿Y sobre la presencia de un sicólogo en el equipo?
¿Un sicólogo? ¿Para qué es eso? Si las chicas no están locas. Para eso está el entrenador, con carácter fuerte, que sabe manejar al grupo con orden y disciplina.

Lo que sí es urgente es que Kim aprenda el idioma.
De acuerdo, él tiene que hablar directo con las chicas, decirles lo que piensa.

Le cuento. En 1997 entrevisté en Grecia a Sergio Markarián, hoy técnico de la selección de fútbol. Él tenía dos meses en ese país y ya daba las charlas técnicas y las entrevistas en griego. ¿Qué hizo? Estudió ocho horas diarias.
Ya se lo he dicho, y él está de acuerdo con estudiar. Yo llegué al Perú y de inmediato me inscribí en una academia en la avenida Arequipa. No sé por qué él no ha podido. Sería mejor, para que las chicas lo entiendan.

SOBRE EL MUNDIAL
¿Qué le ha dejado el Mundial de Japón?
Yo veo que el vóley ha cambiado en los últimos 10 años. Ahora las jugadoras europeas están jugando muy rápido, como las asiáticas. Han crecido en promedio unos cinco centímetros. Eso habla de que son equipos muy altos.

Salvo Japón, con levantadora chiquita, pero muy rápida.
Yoshie Takeshita medirá 1,58, sin embargo es la mejor levantadora del mundo. Es excelente. Ella hace mover a Japón y cuando no ataca, deja a sus dos jugadoras altas en el bloque y ella va de apoyo. Sabe jugar muy bien.

¿Y los demás?
Me ha gustado Turquía. Rusia es muy fuerte. Esa alta, Gamova (2,02 metros) juega muy bien.