Maradona volvió a los Mundiales 16 años después ganándole de nuevo a Nigeria

El último encuentro que jugó el hoy técnico de la selección fue ante los africanos en EE.UU. 94, cuando salió positivo en un control antidoping

Hasta hoy, que lo vimos con terno en el Argentina-Nigeria, la última imagen que el planeta tenía de Maradona en un Mundial databa del 25 de junio de 1994. Ese día, paradójicamente también tras un triunfo ante Nigeria (2-1), caminaba por la cancha del Foxboro Stadium de Boston agarrado de la mano de una enfermera que lo levaba al control antidoping en el que daría positivo y que le costaría su adiós de la selección albiceleste.

“Sentía que había jugado un partidazo, estaba feliz. Vino esa enfermera a buscarme hasta el costado de la cancha, porque yo estaba festejando con la tribuna, y no sospeché nada. ¿Qué iba a sospechar si yo estaba limpio, limpio? Lo único que hice, me acuerdo, fue mirarla a la Claudia, que estaba en la tribuna, y le hice un gesto como diciéndole: ‘¿Y ésta quién es?’ (,,,) Por eso me fui con la gordita y festejando, ¿de qué me iba a reír, si no?”, contó al respecto el propio Maradona en su libro “Yo soy el Diego de la gente”.

La versión de Maradona es la siguiente: Diego había ido al Mundial con un equipo de gente que se encargaba de vigilar su estado físico y tomando un medicamento sin sustancias prohibidas de nombre Ripped Fast, para bajar de peso. Cuando se le acabó Daniel Cerini, su preparador físico, encargó comprarlo y lo que le trajeron fue Ripped Fuel, lo mismo pero con efedrina y otras cuatro sustancias prohibidas. Maradona dice que la tomó sin que nadie se percatara de ese gran detalle.

La historia tiene un final ya conocido. Al hoy técnico de la selección argentina le hicieron una contraprueba que arrojó positivo. Lo suspendieron 15 meses y el encuentro ante Nigeria fue su último choque en los Mundiales como jugador. Maradona nunca admitiría haberse dopado y lanzaría una de tantas frases célebres: “Me cortaron las piernas”. Hoy volvió como DT con un triunfo ante Nigeria, justo el mismo equipo con el que se despidió.