Maxi López niega ofensas racistas contra jugador del Cruzeiro

El volante Elicarlos aseguró que el argentino lo llamó ‘macaco’, pero el delantero del Gremio desmintió tales afirmaciones

Río de Janeiro, 25 jun (EFE).- El delantero argentino Maxi López rechazó hoy "cualquier acto de racismo" y negó haber llamado "mono" al centrocampista brasileño Elicarlos, quien presentó una denuncia en una comisaría por el insulto que supuestamente aquél le profirió en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores. López, jugador del Gremio, aseguró que ni si quiera conocía la palabra portuguesa 'macaco' (mono) que, según Elicarlos, fue la que utilizó para ofenderle, en un momento de tensión durante el partido del miércoles ante el Cruzeiro, en la competición continental. "Estoy contra cualquier acto de racismo. En un partido de fútbol, dentro de campo, acabamos diciendo muchas cosas sin pensar", aseveró López. Según el delantero del Gremio, la discusión fue "típica" y "normal en un partido". "Fue una entrada fuerte sobre un compañero mío, entonces discutimos como se discute en cualquier partido", relató el delantero. Tras el final del compromiso del miércoles, que terminó 3-1 a favor del Cruzeiro, Elicarlos acudió a la comisaría del estadio Mineirao y presentó una denuncia contra López por racismo. La policía convocó al jugador argentino, que acudió y prestó "una pequeña declaración", según sus palabras, en las que le constató al comisario Daniel Barcellos, de la Policía Civil, que habla "casi nada de portugués", por lo que no pudo utilizar el término "en ningún momento". Elicarlos afirmó el jueves que recibir un insulto racista fue "algo muy duro, difícil de aceptar", por lo que no sabe si podrá perdonar una hipotética petición de disculpas. "Hice lo que era correcto. Fui a la policía para denunciarlo. Ni sé si él será sancionado o suspendido. No sé si puedo perdonarlo", aseguró el centrocampista del Cruzeiro. Elicarlos dijo que nunca en su vida había pasado por una situación parecida y negó las acusaciones de dirigentes del Gremio, según los cuales, el jugador hizo la denuncia por orientación de los dirigentes del Cruzeiro. El incidente recordó al ocurrido en 2005 en un partido de la Copa Libertadores, cuando el delantero Grafite, entonces jugador del Sao Paulo y hoy en el fútbol alemán, acusó al defensor argentino Leandro Desábato, en esa ocasión en el Quilmes, de haberlo insultado con términos racistas, con la misma palabra 'macaco' (mono). Desábato fue arrestado y tuvo que pagar una fianza de cerca de 5.000 dólares y comprometerse a regresar a Brasil en caso de ser convocado por la Justicia antes de que se le autorizara abandonar el país. Algunas semanas después, Grafite retiró la acusación, algo de lo que, según ha admitido recientemente, está arrepentido.

Tags relacionados

futbol

Gremio

Cruzeiro

Maxi López