Maxi Rodríguez lloró al despedirse del At. Madrid

El argentino se emocionó al afirmar que pasó los mejores años de su carrera en el club español. El volante jugará las próximas tres temporada y media por el Liverpool

Maxi Rodríguez lloró al despedirse del At. Madrid
*Madrid* (AP).- El volante argentino Maxi Rodríguez apenas pudo articular palabras en la "rueda de prensa":http://www.youtube.com/watch?v=SxUc32p1y54 que ofreció en su despedida del "Atlético de Madrid":http://www.clubatleticodemadrid.com/es/atleticoaldia/noticias.asp?id=25292 y afirmó que en el club español pasó "los mejores años de su carrera". "Me resulta muy difícil hablar, ya que aquí he pasado años muy lindos que me llevaron a pasar los mejores años de mi carrera", afirmó Rodríguez, citado por la agencia Europa Press. La "Fiera" Rodríguez fue transferido el miércoles del Atlético al Liverpool y seguido firmó un contrato por tres años y medio con el conjunto inglés. El jugador de 29 años estuvo en un acto en su honor en el estadio Vicente Calderón, acompañado por su mujer, su hija y Enrique Cerezo, el presidente del club. En el mismo de mostró un vídeo de sus cuatro temporadas y media con el conjunto colchonero, disputó 155 partidos y anotó 44 goles. Rodríguez llegó en su momento a ser el capitán del Atlético. Sobre su paso con el Atlético, Rodríguez comentó que se llegó a sentir como en su casa". "Fueron muchos años y lo que quiero repetir es que este club siempre me trató muy bien tanto en los mejores momentos como en los peores", indicó. "Va a ser muy difícil volver a sentir esto en otro club', dijo sobre su marcha al Liverpool. "Yo preferiría no cruzarme en ningún partido con el Atlético de Madrid, si se puede evitar mejor", comentó sobre un posible futuro cruce con los ingleses en la Liga de Europa. "Fue muy difícil tomar esta decisión, pero siempre me han gustado los retos. Es una experiencia nueva y seguramente sean mis últimos años como profesional en Europa. Ojalá pueda disfrutarlo al máximo y poder dar el mismo rendimiento que he dado aquí", concluyó antes de recibir una camiseta atlética con el número 11 de manos de Cerezo.