Mujer de armas tomar: la esposa de Tiger Woods lo habría golpeado antes de que choque

Los paramédicos que socorrieron al golfista en noviembre pasado no dejaron que Erin Nordegren aborde la ambulancia en la que iba

Mujer de armas tomar: la esposa de Tiger Woods lo habría golpeado antes de que choque

Miami (EFE).- Los paramédicos que socorrieron al golfista estadounidense Tiger Woods cuando colisionó su vehículo el pasado mes de noviembre impidieron a su esposa Elin Nordegren subir a la ambulancia que lo llevó al hospital por sospechar que el incidente estaba relacionado con un caso de violencia doméstica, según un informe oficial divulgado hoy.

Elin Nordegren trató de acompañar a su esposo el 27 de noviembre pasado, cuando ocurrió el hecho, pero los paramédicos no se lo permitieron arguyendo que se trataba de un caso de violencia doméstica.

Sin embargo, los agentes que investigaron el hecho estaban confundidos porque no había pruebas que respaldaran esas sospechas, de acuerdo con el informe de la Patrulla de Carreteras de Florida que se dio a conocer hoy a petición del diario Orlando Sentinel.

El documento reveló también que cuando la esposa de Woods estaba esperando que llegase la ambulancia, regresó a su casa y recuperó dos botes de pastillas para el dolor y “dijo que él había tomado algunas antes”.

Los agentes intentaron conseguir el historial médico de Tiger Woods para determinar si había tomado licor o se encontraba bajo la influencia de drogas.

El deportista protagonizó un escándalo cuando se filtraron detalles de las aventuras amorosas que mantuvo con distintas mujeres antes y después de casarse con su esposa.

Tras ese episodio, fueron varias las mujeres que reconocieron públicamente haber mantenido relaciones sexuales con el deportista cuando éste ya estaba casado, algo que finalmente reconoció el propio Woods, quien decidió retirarse temporalmente del golf.

En el informe policial se señaló que el director de los historiales médicos del hospital que atendió a Woods afirmó que el sistema informatizado no estaba funcionando y después dijo que no podía suministrar la información sin una orden judicial.

Los agentes de la Patrulla de Carreteras la solicitaron a la oficina de la Fiscalía Estatal y el fiscal asistente sostuvo que no había suficientes pruebas para emitir la orden, por lo que al día siguiente se declaró cerrada la investigación y se emitió una multa de 164 dólares al golfista.