Las reprimendas de Natalia Málaga nos volvieron a dar resultados

La entrenadora se enojó con Raffaella Camet y la mandó a la banca en el segundo set

(América TV)

Natalia Málaga hizo gala de su enérgico carácter e imponente autoridad al sancionar a la espigada voleibolista Raffaella Camet por las continuas imprecisiones que cometió al inicio del segundo set, cuando Perú perdía por 6-0 ante Japón.

“Vas a salir en este instante. No te necesito, no me sirves para nada”, le reclamó enfática la entrenadora de la selección juvenil de vóley durante el tiempo técnico que solicitó para frenar el incesante ataque que las asiáticas habían desatado contras las peruanas.

Segundos antes, Camet había enviado un impreciso mate al área japonesa y poco después pegó el balón contra la red. Esto colmó la paciencia de la iracunda Natalia, quien la envió al banco de suplentes y no la utilizó más durante el segundo set. Lisset Sosa la remplazó.

RECUPERAMOS LA CONCENTRACIÓN
La selección volvió a recuperar la concentración e impuso condiciones dentro de la cancha para sacar adelante el segundo set.

En el tercer set la entrenadora volvió a colocar a Camet en su posición habitual y esta volvió muchos más precisa colaborando a la victoria del equipo con una serie de acertados saques con los que Perú consiguió una amplia ventaja sobre su rival.

La energía de natalia Málaga también se puso de manifiesto en Singapur cuando las peruanas bajaban los brazos o dejaban que las rivales anotaron puntos por su falta de concentración. Durante los tiempos técnicos les pidió a sus dirigidas ser más “agresivas” y que el rival “les tenga miedo”.