Nicolas Anelka llegó a Londres pero no hablará más sobre el escándalo de Francia

El hermano del atacante del Chelsea dijo que el club londinense le pidió guardar silencio respecto al bochornoso tema hasta en final del Mundial

El delantero galo Nicolas Anelka arribó al aeropuerto londinense de Heathrow (Inglaterra) luego de haber sido expulsado de la concentración de Francia en pleno Mundial por haber llamado “hijo de p…” al resistido técnico Raymond Domenech.

Aunque el atacante del Chelsea intentó pasar inadvertido, la prensa ya sabía de su arribo y lo esperaba en el aeropuerto, sin embargo el futbolista no brindó declaraciones y se limitó a excusarse ante reporteros, camarógrafos y fotógrafos antes de abordar un taxi fuera del terminal aéreo.

El hermano del atacante, Claude Anelka, informó horas después que el club inglés Chelsea pidió a Nicolas Anelka no hacer declaraciones públicas hasta el final del Mundial. “Su club le pidió que no dijera nada por el momento, es mejor para él que espere hasta el final del Mundial antes de hablar”, indicó a la cadena de radio francesa RTL.

“Es mejor que el Mundial termine para que pueda explicarse, no sirve de nada hacerlo ahora, lo único que haría es agravar las cosas y es mejor para el equipo de Francia que espere antes de aclarar el asunto, desde la A a la Z”, añadió.