Perú se guardó la celebración por la clasificación a segunda ronda

Las integrantes de la selección de vóley apenas se abrazaron luego de derrotar por 3-1 a Costa Rica y avanzar en el Mundial

(Video: Patrick Espejo, enviado especial de El Comercio a Japón)

Conscientes quizá de que no hicieron el mejor de los partidos, las jugadoras de la selección peruana de vóley apenas celebraron la victoria sobre Costa Rica que les permitió mantenerse con vida en el Mundial que de disputa en Japón.

Cuando el árbitro pitó el final del encuentro, con victoria peruana por 3 sets a 1, las jugadoras peruanas se acercaron a Patty Soto (autora del punto del triunfo) y se juntaron en un frío abrazo. No hubo saltos, gritos ni alegría desmedida, es decir expresiones que normalmente se esperarían de las jugadoras tras una clasificación a segunda fase en cualquier justa mundialista.

Nuestras ‘matadoras’ prefirieron tomárselo con calma y solo se limitaron a seguir el protocolo impuesto por la FIVB: titulares y suplentes se alinearon a un costado de la cancha y esperaron a sus rivales para saludarlas con un choque de manos por debajo de la malla. Luego se dirigieron a la barra peruana que las alentaba con entusiasmo y levantaron sus manos en señal de agradecimiento. No hubo más.

En la segunda ronda del torneo, Perú enfrentará a las selecciones de China, Rusia, Corea del Sur y Turquía en busca de seguir avanzando e ingresar al grupo de las 12 mejores selecciones del Mundial Japón 2010.