¿Qué hacer para no tardar otros 20 años en lograr un cuarto lugar en vóley?

Francisco Boza, jefe del Instituto Peruano del Deporte (IPD), respondió a esta y otra interrogantes en entrevista con El Comercio

ARTURO LEÓN @arturoleonf

Francisco Boza los encara con la misma firmeza de sus tiempos de tirador las preguntas que le hacemos sobre cómo hacer para que este cuarto puesto de las menores en el Mundial de Vóley no sea un feliz accidente, para que las amanecidas con alegría se prolonguen. El jefe del Instituto Peruano del Deporte (IPD) dispara sus respuestas.

¿Qué hacer para que no tengan que pasar 20 años para conseguir un cuarto puesto en un Mundial de vóley?
Se necesita un programa de trabajo, viajes, y también alianzas estratégicas con la empresa privada. Las menores estuvieron muy cerca de vencer a China, pero así es el deporte. Nos han dado una satisfacción enorme. El triunfo es de un programa de trabajo de Natalia Málaga de dos años. En Río 2016 esperamos verlas compitiendo y, por qué no, pensar en una medalla en el 2020. Es un equipo espectacular.

Después del Mundial, el presidente de la FPV, Luis Linares, pidió más apoyo del Gobierno. ¿El IPD ya se ha planteado incrementar el presupuesto para el vóley?
Tenemos que ser conscientes de que hemos venido dando aumento en los presupuestos. Para el 2014 se han presentado los presupuestos ideales, no solo para el vóley, sino el deporte en general. Pero esto se tiene que definir en noviembre, en el Congreso de la República. Será fundamental incrementar el apoyo al vóley. Necesitan viajar, tener un plan adecuado de trabajo.

Tengo entendido que el vóley recibe 1 millón 200 mil soles. ¿Qué monto sería ideal?
En realidad debería ser de 4 millones. Pero de a pocos estamos consiguiendo que sea más. Y la inversión privada también va a ayudar. Yo estoy seguro de que los triunfos van a llegar. Tanto en el vóley como en otros deportes. Este es un plan de trabajo de largo plazo. Pensemos en el 2020. Los resultados no llegan de un año para otro.

EL CICLO OLÍMPICO
¿Y qué metas nos hemos trazado para este ciclo olímpico, que acaba en Río 2016?
Nuestra meta para los Bolivarianos de este año es el tercer lugar. En el 2015, medallas de oro en los Panamericanos, algo que no logramos desde el 2003. No buscamos una, sino tres o cuatro. En los Juegos Olímpicos de Río 2016 esperemos tener de nuevo al vóley.

¿Cuáles son nuestras verdaderas posibilidades de ser sede los Juegos Panamericanos del 2019?
Nuestra fortaleza es que fuimos candidatos al 2015. Ahí quedamos segundos. El presidente del COP ya viajó por más de 30 países para buscar apoyo para esta candidatura. Pensamos, por las visitas y los informes que hemos recibido, que la elección se decidirá entre Santiago y Lima. Nuestra candidatura es muy fuerte.

¿Y vamos a contar con la infraestructura necesaria?
El concepto que hemos desarrollado es que, gracias a los Bolivarianos, ya tendríamos toda la infraestructura. Esa es una de nuestras ventajas, también. Faltaría la pista de remo y canotaje que se tiene pensado construir en el Callao, pero eso será de inversión privada. Y se requeriría un coliseo de 10 o 12 mil personas. Esa sería la única inversión.

SU VÍNCULO CON EL COP
¿Por qué se dijo que después de 28 de julio ya no iba a seguir? ¿Tiene que ver con la denuncia que le hizo la fiscalía por transferir mucho dinero al COP?
Julio es un mes de cambios, por eso se tocó el tema. Pero yo sigo acá. Y sobre la denuncia quiero ser claro. Esta tiene que ver por qué hay mucho dinero en el deporte. Hace 15 años el Perú no organiza un evento como los Bolivarianos, que se realizarán en noviembre de este año. Y tenemos que saber quién es propietario de los Juegos del Circuito Olímpico. Los fondos, la organización, está estipulada que tiene que ser dirigida por el COP.

Pero las sospechas surgen porque usted también pertenece al COP. ¿No hay incompatibilidad en el cargo?
Primero, cada transferencia se ha realizado dentro del marco legal. Y sobre mi puesto en el COP es algo que muchos se preguntan, pero no, no hay incompatibilidad. Qué coincidencia que hay más de 20 dirigentes que han sido del IPD y del COP y nunca los han cuestionado. Siempre ha existido un vínculo entre ambas instituciones.