La samba se impuso al orden: Brasil venció a Inglaterra por 1-0

El tanto fue de Nilmar, con un cabezazo a los 46’, durante un encuentro amistoso que se jugó en Qatar

Felicidad brasileña. Aunque fue solo un partido amistoso, el triunfo 1-0 de la ‘verdeamarela’ sobre Inglaterra fue suficiente para alegrar un día. (Foto: AP / Video: YouTube)

(EFE).- La victoria de Brasil en el partido disputado hoy contra Inglaterra en Qatar bien podría describirse como una victoria para Dunga en la auténtica partida de ajedrez que planteó el italiano Fabio Capello. Amistoso sólo en teoría, los Kaká, Luis Fabiano y Nilmar -autor del gol a los 46 minutos-, lograron imponerse a la auténtica maraña defensiva planteada por una muy ordenada y trabajada Inglaterra. El partido sirvió, además de para hacer caja con los "petrodólares" qataríes, para probar a Thiago Silva, consolidar a Nilmar y para dejar claro a Capello que necesita a Steven Gerrard, David Beckham y Frank Lampard si quiere hacer un buen papel en el Mundial de Sudáfrica 2010. Los brasileños demostraron, una vez más, que no son pentacampeones por casualidad y, aunque no hicieron un gran partido, les bastó un simple y repentino cambio en el guión: pase largo de Elano, internada y cabezazo de Nilmar. Los ingleses presentaron una alineación de circunstancias que se cargó a los hombros el siempre peligroso Wayne Rooney, el único que parecía tener claro que a la hora de atacar el objetivo es la portería contraria. Como si sólo buscaran mostrar al público qatarí algunos de los "clichés" de la historia del fútbol, los brasileños se dedicaron al toca para aquí, toca para allá, ante un grupo de ingleses, con aire italiano, ordenados, apretados, dedicados presionar y esperar. Cuando todavía no se había cumplido el primer minuto de la segunda mitad, Nilmar cabeceó al fondo de la red un pase largo de Elano, una jugada que ya es clásica entre los brasileños.