Serena Williams obtuvo título del US Open tras vencer a Victoria Azarenka

La tenista estadounidense derrotó a la bielorrusa con parciales 6-2, 2-6 y 7-5 y sumó el cuarto Abierto de Estados Unidos en su carrera

La estadounidense Serena Williams conquistó hoy por cuarta vez el Abierto Estados Unidos al batir en la final a la número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, por 6-2, 2-6 y 7-5.

“¡Oh dios mío, oh dios mío!”, repitió una y otra vez Williams, cuarta favorita, que ya ganó en Nueva York en 1999, 2002 y 2008. “Esto es una locura”, agregó la estadounidense delante de su público después de dos horas y 18 minutos de partido.

Ex número uno del mundo, Williams conquistó su décimo quinto Grand Slam trece años después del primero y en el mismo escenario. En aquel 1999 lo hizo también ante la número uno, la suiza Martina Hingis.

La estadounidense suma cuatro títulos en Nueva York, cinco Abiertos de Australia, cinco Wimbledon y un Roland Garros. Además, es la jugadora en actividad con más títulos de Grand Slam, ocho más que su hermana Venus, segunda con siete.

La estadounidense, que no cedió un set en el US Open 2012, dio el primer golpe de la final: primer set con 16 ganadores por tan sólo dos de su rival, que no sabía cómo protegerse del apabullante ritmo que impuso y le endosó un 6-2 en apenas 34 minutos a Azarenka, que perdió su primer partido del año a tres sets.

Sin embargo, Azarenka reaccionó en la segunda manga y le devolvió el golpe a Williams, no sin ciertos nervios: dos dobles faltas con 5-2 y 30-0. Pero la estadounidense se reservó para el set final, una batalla de duros y largos peloteos desde el fondo de la cancha en la que costaba ganar cada punto.

UNA SERENA REACCIÓN
Seguía viva Azarenka, que ganó este año en Australia su primer Grand Slam, y salvó dos pelotas de break en su primer servicio de la tercer manga, en la que se vieron los momentos de mayor brillantez e intensidad de la final, que se celebró con un día de retraso por amenaza de tornado.

La bielorrusa quebró el servicio de su rival en el juego siguiente. Todo marchaba de parte de Azarenka después de un primer set en el que no tuvo armas para contrarrestar la intensidad de su rival, que contó con el apoyo de su hermana Venus en la cancha.

El partido entró en los momentos decisivos y los nervios florecieron en ambos lados de la cancha. Azarenka cedió su saque, rompió a Williams al instante, salvó una pelota de break en el siguiente y cuando tenía todo de cara con 5-3 perdió su saque.

La estadounidense terminó imponiéndose y cayó al suelo bajo los focos y el aplauso de la Arthur Ashe. No se lo creía. Azarenka, al otro la cancha, tampoco.