Sofía Mulanovich lamentó la muerte del ex campeón mundial de tabla Andy Irons

El tres veces mejor surfista del mundo fue encontrado muerto en una habitación de hotel en Dallas. “Estoy segura que las olas están perfectas en el cielo” escribió Sofi en su Twitter

Una gran pérdida para el mundo del surf. El ex tricampeón mundial de tabla, Andy Irons, fue encontrado muerto el martes en la habitación de un hotel de la ciudad de Dallas, en Estados Unidos.

El deportista de 32 años se encontraba en viaje hacia su casa en Hawái, procedente de una competencia en Puerto Rico, cuando lo encontró la muerte aparentemente a causa del dengue.

“Irons, de 32 años, se retiró de un evento profesional de surf en Puerto Rico la semana pasada debido a una enfermedad y falleció durante una escala en su camino a casa en Kauai, Hawái. El había sido informado de que padecía dengue, una enfermedad viral”, señaló un comunicado de su patrocinador Billabong.

Medios de surf reportaron que Irons se enfermó esta semana durante el evento Rip Curl Search en Puerto Rico, en el que también participó nuestra campeona mundial Sofía Mulanovich, y por eso abandonó la competencia.

Luego pasó dos días en Miami con medicación intravenosa, pero insistió en ir a su ciudad a ver a su propio médico. Sin embargo, el tablista comenzó a sentirse peor y no pudo alcanzar un vuelo de Dallas a Hawái y se registró en un hotel. Personal del hotel encontró a Irons muerto en su habitación a la mañana siguiente.

SOFI: “TE QUEREMOS MUCHO
Sofía, quien se coronó campeona mundial con Perú en los ISA World Surfing Games antes de partir a Puerto Rico, lamentó la muerte de Irons. “Descansa en paz Andy. Te queremos mucho. Estoy segura de que las olas están perfectas en el cielo”, escribió en su Twitter. Ambos fueron elegidos en el 2008 como los surfistas más influyentes del mundo por la revista Surf Magazine.

Irons era considerado uno de los mejores surfistas competitivos del mundo y destacado en grandes olas. Ganó tres títulos mundiales consecutivos entre el 2002 y el 2004. La esposa del surfista, Lyndie, está embarazada de su primer hijo.