VIDEO: Horacio Llorens batió récord Guinness dando 568 vueltas en parapente

Retó a las supuesta profecía Maya, se lanzó desde 6 mil metros y en cada giro soportó una fuerza centrífuga de 6G. Superó una marca de 374 giros

(Video difusión: Red Bull)

El parapentista español Horacio Llorens desafió este 21 de diciembre a las supuestas profecías Maya y se lanzó desde muy alto para conquistar un nuevo récord Guinness.

La gran meta de Llorens era recuperar el récord mundial de Infinity Tumbling y hacerlo sobre uno de los lugares más impresionantes del planeta, donde habitaba la cultura del calendario en cuestión: el complejo Maya Takalik Abaj, en Guatemala. “Quería aprovechar para realizar esa proeza en un día tan especial y recuperar así de nuevo este récord del mundo que ya tuve en el 2009”, afirmó el deportista de Red Bull.

El Infinity tumbling es la maniobra de parapente acrobático más complicada que existe, en la que el piloto pasa sobre la vertical de la vela haciendo loopings consecutivos. En cada rotación el piloto debe hacer frente a una fuerza centrífuga de 6G. El cuatro veces campeón del mundo de parapente acrobático logró dar 568 vueltas tras saltar desde un helicóptero a 6.000 metros de altura.

“Salté con oxígeno debido a la altura, y a 5.900 metros abrí la vela y comencé la maniobra. Por cada vuelta se descienden diez metros y medio aproximadamente. Estuve dando vueltas durante unos 15 minutos hasta que me dio la sensación de que estaba ya cerca del suelo y paré a unos 500 metros por seguridad”, contó Horacio tras superar en 194 vueltas el récord anterior de 374 rotaciones que estaba en manos del americano Max Marien.

Horacio viajó a Guatemala con un equipo humano de siete personas y con un equipo técnico complejo. “Durante el vuelo llevaba conmigo un barógrafo, una computadora, un GPS, tres cámaras HD y una grabadora de sonido. Queríamos validarlo como récord Guinness y para ello teníamos que grabar todo el proceso con unos instrumentos marcados por ellos”. Finalmente el récord ha sido validado como ‘Guinness World Records’.