Sub 20: Carlos Picerni no cree que Perú esté eliminado

El ex DT de la Unidad Técnica de Menores de la FPF, ahora entrenador de Paraguay, pide que cuiden a Christian Cueva

Sub 20: Carlos Picerni no cree que Perú esté eliminado

MIGUEL VILLEGAS

Tacna. Es el más famoso de esta Sub 20 de Paraguay. Aunque no es el técnico ni el crack, a Carlos Picerni lo conocen todos en Tacna, lo abrazan, le piden fotos, lo respetan. Fue el jefe del proyecto Creciendo con el Fútbol hasta el 2006, cuando Manuel Burga atravesaba la peor de sus crisis políticas. Tuvo que irse. Hoy es el coordinador general de las selecciones paraguayas. Lo llevó el ‘Tata’ Martino. Estuvo en el Mundial de Sudáfrica con su selección. ¿Por qué este hombre, respetadísimo en Paraguay, se fue de Lima? ¿Tiene algo que ver en la formación de la Sub 20 de Ferrín? Picerni responde. Y aconseja.

¿No venía a Lima desde fines del 2006, cuando se cortó el proyecto Creciendo con el Fútbol?
Digamos que sí. Aunque estuve hace un par de meses en un torneo en Arequipa, con la Sub 20 de Paraguay. Allí incluso hablé con Óscar Hamada sobre el seguimiento al proyecto. Porque sí le digo, le aclaro: el proyecto nunca se cortó.

¿A qué se refiere?
Yo lo dejé en la primera etapa, que era la de iniciar el trabajo con los chicos. En Lima, en provincias. Generar competencia a ese nivel. No falló, está en marcha. Hoy tiene 125 mil chicos jugando todos los fines de semana. Ahora toca cumplir la segunda, que es la elección de los jugadores. Y si el proyecto se mantiene, eso quiere decir que funcionó.

¿Y por qué no continuó?
Porque el tema político impidió que el doctor Burga pueda asegurarlo.

¿Le sorprende que haya sido reelecto y que el 92% de la gente no lo quiera en el cargo? Sale en todas las encuestas.
Sí. La imagen que tengo de Burga no es la que tiene la sociedad peruana. En Paraguay, lo mismo. Yo, sin meterme demasiado, le decía en la Videna que él debía salir a refutar determinadas cosas que le endilgaban. Si uno deja hablar solo a una parte, esa idea se arraiga en la sociedad y la defensa después ya no funciona. Ahí falló y falla, supongo.

¿Volvería a trabajar en el Perú?
Sí, claro. Pero hoy el proyecto ambicioso lo tengo con Paraguay.

¿Hay mucha diferencia entre el fútbol de menores aquí y en Paraguay?
No hay diferencia entre los chicos de 10, 12, 15 años. El tema a resolver es qué posibilidades de desarrollo tienen en su lugar de origen. Yo cuando vine al Perú me encontré con que no había torneos ni infraestructura. Había que hacer todo de nuevo. En Paraguay hay escuelas de fútbol ya formadas, solo había que integrarlas. Los chicos en Perú saben jugar al fútbol, tienen pasión, pero no tenían dónde. Hoy le agregaron el chip competitivo. El proyecto consolidó eso.

¿Esta Sub 20 es producto de ese trabajo?
No, no creo. Hay deportistas de la categoría que conozco: Zapata, Tarek (Carranza), Cueva. Sobre este chico yo tendría que decirles que lo cuiden, porque es el muchacho diferente. Pero no me siento responsable de esta generación. Hamada me dice que muchos de los chicos que vimos ya integran la Sub 15, la 17. Si me pregunta, egoístamente, me voy a sentir un poco el padre de estos chicos.

¿Sean exitosas o no?
Ojalá sean exitosas. Yo no sé cuál será el resultado. No sé tampoco cuánto tiempo va a demandar en dar sus primeros frutos el proyecto. Pero sí me voy a sentir un poco responsable del desarrollo de los menores en Perú.

¿Le preguntan en Paraguay por qué si Perú no clasifica a mundiales y le va tan mal en menores, Burga sigue?
Perú es un país futbolero, pero en menores casi no existía. Eso por un lado. Y se tiene que entender que lo que hace Perú en sus divisiones es lo que hará después, en mayores. No es tan difícil. No es una cuestión ni de ADN ni de historia. Es lógica. No puedes creer en la generación espontánea. Tienes que tener paciencia, inculcarle a la gente que la tenga. No porque se pierde todo es malo.

¿Entiendo que si le tocaba votar a usted en la última elección, lo hacía por Burga?
Sí, yo sí.