El ‘Chorri’ y otros ‘10’: recuerde algunos ‘creativos’ de la selección

A propósito de las voces que postulan a Roberto Merino como un próximo convocado de Markarián, una recopilación de algunos casos

El ‘Chorri’ y otros ‘10’: recuerde algunos ‘creativos’ de la selección

ÁNGEL HUGO PILARES @angelhugo
Redacción online

Para los técnicos de la selección peruana siempre ha sido un problema elegir al ‘10’, especialmente por estos tiempos en que las funciones del volante creativo que conduce al equipo no están tan definidas: Iniesta maneja al Barcelona y es un ‘6’, por ejemplo. Messi lleva la camiseta con el número de Maradona y es más un tipo de avanzada. Igual, cuando hablamos de la bicolor siempre hemos tenido la afición de buscar a un tipo que nos recuerde a Cubillas o Uribe, y difícilmente lo hemos encontrado.

El último de esos especímenes sobre los cuales los futboleros fantasean se llama Roberto Merino, un jugador que por primera vez vemos en el Perú y que ha llamado la atención de algunos hinchas, que creen que él podría ser el que se ponga la ‘10’ como lo hizo en un encuentro ante Ecuador, por breves minutos. Cualidades tiene: velocidad, verticalidad y tantita magia en los pies. A propósito de eso, hemos decidido recordar los disímiles casos de otros ‘10’ que han llegado a ser estables en la selección.

Roberto Palacios. Inacabable, con gasolina hasta el último minuto. El ‘Chorri’ se ha ganado el cariño de la gente por gestos como levantarse la camiseta tras marcarle un gola Paraguay en las Eliminatorias rumbo a Japón Corea 2002 y mostrar la inscripción “Te amo Perú”. Para entonces ya nos habíamos acostumbrado a los ‘Chorrigolazos’, que no eran otra cosa que furiosos y bien colocados disparos de fuera del área que dejaban sin chance a cualquier portero. Luego de 127 partidos con la bicolor, Palacios aún quisiera llegar a la Copa América. ¿Podrá?

Juan Carlos Mariño. Fue, durante un tiempo, el jugador al que todos querían ver. Finalmente, en la Copa América de Venezuela, llegó a marcar un golazo a Uruguay con la selección que dirigió Julio César Uribe, el 2007. Luego, cuando Chemo lo convocó, declinó el llamado pues entonces jugaba en el Hércules de Alicante y quería hacerse un lugar en el equipo. Su vuelta a las convocatorias ha llegado con la selección de Markarián, en el último de los microciclos que se realizó en Cusco.

Julio Edson Uribe. Quizás la cruz que deba cargar es el hecho de que en la Copa América del 2001 fue convocado con su padre e, incluso, este le dio la ‘10’ de la selección en una decisión polémica. Entonces jugaba en México, y luego pasó por el Deportivo Maldonado de uruguay y el Rosario Central y el huracán, de Argentina. Tras su regreso al Perú en diferentes equipos (y un breve paso por el Unión Magdalena de Colombia) viajó a Rumania para jugar en el Targu Mures, aunque rescindió contrato.

Carlos ‘Kukín’ Flores. Debutó con la selección ante Holanda en un amistoso jugado en 1998. Tras un problema en el seleccionado, no volvió a ser llamado sino hasta la era Maturana. Era el ‘10’ de Pacho: un jugador creativo con magia en los pies y una mala cabeza. La indisciplina en su club lo apartó de la bicolor y luego nada sería igual: volvió al Perú para jugar en Alianza y solo salió del país para ponerse casaquillas de Belgrano y Deportivo Pereira. Hace un tiempo admitió que estaba enfermo y que la adicción a la cocaína lo tenía atado a la mediocridad y a las justificaciones inverosímiles para sus actos de indisciplinas. Este año no tiene equipo.

Gustavo Tempone. Es, tal vez, el único ‘10’ que tuvimos que importar. Tenía, en esa época, un currículo tan grande que hasta asustaba: el 2002 ya había jugado en los tres grandes del fútbol peruano, amén de pasos cortos por equipos de su país, Colombia y hasta Israel. La cosa es que Maturana lo convocó por su buen pase largo y su visión para pegarle al balón. No duró mucho, eso sí.