CRÓNICA Y GOLES: Perú erró ocasiones que costaron empate ante Bolivia

La selección peruana igualó 1-1 ante los del altiplano. Se mantiene en el séptimo lugar en las Eliminatorias

(Video: Canal N / Foto: AP)

HORACIO ZIMMERMANN (@Horacon)
Redacción online

Otra vez la rabia es protagonista de un partido de la selección peruana. El grito quedó a medias. Tal vez silenciado. No hay mucho qué decir. Y es que volvió a quedar la sensación de que se debió ganar. Esa horrible percepción a la que se está acostumbrado. Como contra Colombia y Argentina. Se empató, siendo mejor en el campo. Se sumó 19 fechas sin ganar fuera de casa.

Sí, sumamos un punto en una plaza muy difícil; sin embargo, y debido a las circunstancias del partido, repito, se debió ganar. Erramos muchas ocasiones. Sobre todo en el primer tiempo. El propio Mariño lo reconoció. El punto sirve para la estadística. Porque se sumó un punto luego de 16 años en La Paz. Y porque el equipo se mantiene en el séptimo lugar, ahora con ocho puntos. Ahora, no queda otra, la selección debe vencer a Paraguay en Asunción. Viajará con todas sus estrellas.

ERRAMOS DOS CLARAS
Mariño fue el conductor peruano. Cada pelota que recibió, resolvió de forma acertada. Pausado cuando tuvo que serlo, y rápido cuando se necesitó velocidad en ataque. Pero nada mejor que su gol. Una pintura digna de colocar en cualquier museo. Un fusil de casi 40 metros que resultó y es imposible atajar para cualquier guardameta, y mucho menos en la altura.

Una primera etapa en la que Carvallo fue un espectador privilegiado. Jamás fue exigido por el conjunto boliviano, que tenía posesión del balón, mas era improductivo en ataque. Claro, esforzado por el buen trabajo de Perú en defensa y en el medio campo. En pocas palabras, la selección extinguió la creatividad del conjunto altiplánico.

El tanto de Mariño llegó en un momento propicio. Sobre todo porque se había errado una ocasión inmejorable en los pies de Cominges. Su remate, tras el error del defensa boliviano, fue atajado de manera espectacular por el arquero rival. Y pudimos ampliar el marcador tras el tanto. Otra vez con Mariño como protagonista, de lejos, el mejor de la primera mitad. Este descontó a dos hombres y, solo, cedió a Ávila, pero el pase fue muy largo.

Así, con un golazo de Mariño, y dos ocasiones claras para ampliar, Perú se fue al descuento con el marcador a favor. No se cometieron errores y, aunque se debió concluir con una mejor ventaja, cerramos una primera etapa buena. No fue muy buena porque erramos dos chances muy claras. Sobre todo porque Perú parecía local. Y porque hubo dos contragolpes más que no se concretaron como se debería.

NOS EMPATARON RÁPIDO
Bolivia envió a Martins tras el descanso. Y consiguió rápido el empate. A los 51 minutos Chumacero puso el 1-1 con un fuerte remate desde fuera del área. Fue imposible para Carvallo. Pero se pudo hacer más. Ramos quedó estático y no cortó o, más claro, no obstaculizó el disparo del boliviano.

El equipo de Azkargorta, entonces, aceleró. Tuvo a Perú metido en su campo. Pero Carvallo respondió bien. Tras un remate muy fuerte dentro del área, rechazó con los puños. Quizás la más clara de los bolivianos fue un remate de Martins que pegó en el palo.

La selección peruana tuvo una muy clara. Fue en los pies de Joel Sánchez. Apareció por derecha, llegó hasta el área, pero optó por el pase en lugar de disparar al arco. Al final, este no llegó a posición de ningún peruano. Se manejó el balón, pero no se generaron las mismas ocasiones que en la primera etapa. El aire, todo indicó, empezó a faltar. El desgaste físico en el primer tiempo se manifestó. Al final, se empató, aunque quedó la sensación, una vez más, de que se pudo ganar.