Manuel Burga y sus equivocadas decisiones sobre los Menores

Cinco factores que podrían explicar por qué desde Videna no hay coherencia en el trabajo de las Sub en el fútbol peruano. Hoy, ni la Sub 13 ni la Sub 15 ni la Sub 18 tienen entrenador

Manuel Burga y sus equivocadas decisiones sobre los Menores

MIGUEL VILLEGAS
Redacción online

1. EL FAMOSO PROYECTOCRECIENDO CON EL FÚTBOL
El gran caballito de batalla de Burga con los menores fue el programa “Creciendo con el Fútbol”, lanzado en la Videna el 2005. Aunque la verdad, no era caballo: era burro. Este programa se dedicó a masificar el fútbol en chicos de entre 6 y 12 años, pero no a formarlos ni a capacitar a sus entrenadores. ¿De qué vale que les des una pelota a los chicos si no les dices cómo se juega? Lo peor es que, proyectado entre 2005 y 2015, se cortó de forma abrupta pues su jefe, Carlos Picerni, se fue a Paraguay, a ser coordinador de selecciones. Remigio Morales Bermúdez, hoy directivo de la Comisión, le dijo a El Comercio en 2006 que el programa estaba “mal estructurado”. “No se puede hacer masivo lo masivo. Hay que elegir jugadores de élite y trabajar con ellos”, criticaba entonces.

Picerni se fue y aunque volvió en 2012, el programa “Creciendo con el Fútbol” se extendió hasta el 2020 y los menores en el Perú siguen apareciendo por generación espontánea, o de la mano de los pocos clubes que trabajan serio con ellos, como Alianza, Cristal, la ‘U’, Esther Grande o la San Martín. O aún Regatas Lima, de cuya cantera han surgido Saco Vértiz, Cuba o Guarderas. Hasta que no exista una real Dirección Técnica de Selecciones, que supervise el trabajo de la mayor, la Sub 20, la 17, la 15, la 13, todo estará en manos de la suerte. O peor, de Burga y sus comisiones de Menores.

2. LOS DIRECTIVOS DE LA COMISIÓN DE MENORES
Es por lo menos delirante que el presidente de la Comisión de Menores sea Yván Vásquez Valera, el presidente del CNI, del descendido CNI, cuyo trabajo con sus inferiores es inexistente. Buscar en Internet su trabajo con chicos es imposible: no tiene ni página web oficial. El vicepresidente es Alfredo Britto Mayer, jefe de la Liga Departamental de La Libertad, donde pasan ciertas cositas en partidos clave de Copa Perú. ¿Cómo cuáles? Cada tanto, masacran jueces en plena cancha. O secuestran árbitros al paso. Este hombre, tres veces reelecto, es el segundo rostro visible de la Comisión que nombra Burga. Detrás de ellos están Remigio Morales Bermúdez y Carlos Benavides, el ‘Chino’, hombres fuertes de Alianza y Cristal, respectivamente, cuya presencia, sin embargo, no ha podido ordenar del todo el sistema de menores. La pregunta clave es ¿para qué existen estas comisiones de menores si no hay nada claro en ellas?

3. LOS ENTRENADORES DE LA SUB 20 DEL DOCTOR
Desde que Burga es presidente de la FPF, han desfilado siete entrenadores de Sub 20, cada uno con un objetivo distinto. Pasaron Julio César Uribe, ‘Chalaca’ Gonzales, Julio García, José Luis Pavoni, Tito Chumpitaz y Gustavo Ferrín. Entre los seis apenas sumamos nueve puntos en 24 partido. A Burga nunca le interesó que alguien se haga cargo de la supervisión de los 20 de manera permanente, tal vez por desconocer que esta categoría es inmediatamente cercana a la selección adulta.

A Markarián se le pudo hacer un contrato de este tipo, pero Burga dijo no. Peor, hace algunos años Jorge Sampaoli, entonces técnico de Sport Boys, le propuso un proyecto al doctor pero este lo desechó: “Yo ya me reuní con Manuel Burga y le hice ver mi plan de trabajo. Me gustó mucho conversar con él, no lo conocía, comprendió lo que le dije y ahora es decisión de él”. El hoy técnico de Chile pidió un contrato de cuatro años, sueldo de 13 mil dólares mensuales, jugar más de 30 partidos antes de la cita sudamericana de Asunción, una logística de primera y viajar a Asunción un mes antes del torneo que sería clasificatorio para el Mundial de Canadá 2007. Planificación, que le dicen. Pero Burga dijo no.

4. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LAS SUB HOY? ¿TRABAJAN? ¿TIENEN TÉCNICO?
Burga aprovechó el buen momento de la selección de Ahmed para ganar un poquito de prestigio. Es su estilo: el escapismo. Atrás dejó un gran problema que, seguramente, no está en su agenda inmediata resolver. Ni la Sub 13 ni la Sub 15 ni la Sub 18 ni la Sub 20 tienen entrenador trabajando actualmente.

La Sub 15 tiene el Sudamericano a fines de año que ya corre. La Sub 18 participará en los Juegos Bolivarianos este 2013; con la Sub 20 aún hay dudas sobre la continuidad de Daniel Ahmed. Solo la Sub 17 entrena con Édgar Texeira y Ernesto Arakaki desde julio 2012 aunque tiene el Sudamericano en abril, es decir, menos de un año de trabajo.

Es lógico ver eso, si la FPF carece de una Dirección Técnica de Selecciones. ¿Se acuerdan lo que pasó con la Sub 17 de ‘Jota Jota’? Bueno, a Burga le pareció correcto dejarla a su suerte y nunca le propuso a Oré hacerse cargo de esta generación y terminar su formación. “No depende de mí”, dijo en su momento ‘Jota’, hoy subjefe de la Unidad Técnica de Menores. ‘Jota’, conocedor de los Menores en el Perú, es el gran candidato para asumir la 13 y la 15, pero como todo en el gobierno de Burga, se deja para después.

5. BURGA Y LOS CLUBES, EL ETERNO DIVORCIO
“El torneo del año pasado es un mamarracho”, dijo Luis de Souza Ferreyra ¡del torneo que él organiza y vigila! El presidente de la ADFP recibe año a año un encargo del que Burga no quiere hacerse cargo: la organización del torneo peruano, ese campeonato que cambia año a año, cuyos dos grandes están quebrados y en Indecopi, y del que San Martín y Cristal, de los más organizados del país, reniegan a diario. A falta de una real decisión de unificar todo el sistema en un solo ente como en la ANFP de Chile, con los resultados que todos sabemos y que a todos nos duele, Burga ha elegido la más sencilla: sacarse la foto en los viajes de la selección. ¿El torneo? Eso no. De hecho, en la huelga del año pasado, Burga se fue de viaje a Zúrich cuando debió agarrar la papa caliente. Y quemarse, de ser necesario. “Yo esperaba que él fuera más fuerte, que decida por el bien del fútbol”, recuerda Leao Butrón siempre. Pero no fue.

Esa férrea decisión con que apareció en Videna, de fomentar instituciones sólidas, se cae apenas revisando a su directorio. Es más, que sean clubes privados, sin participación en Primera, las principales canteras de los futbolistas de la actualidad tipo Cantolao (Jean Deza, Junior Ponce, Carlos Zambrano), Esther Grande (Kazuma Tajima, Renato Tapia) y Regatas (Saco Vértiz, Rafael Guarderas e Iván Bulos), debe ser un doloroso puntapié. Pero claro, a él nada le duele. Mientras más informales seamos en nuestro fútbol, mientras más directivos que únicamente quieran viajes y viáticos tengamos en la Videna, Manuel Burga seguirá reinando.