Markarián guardará silencio para no incitar a la violencia en estadios

“No quiero participar de nada que pueda generar algún tipo de violencia para con nuestros rivales”, dijo el técnico de Perú. Solo hablará tras el partido ante Paraguay

El técnico de la selección peruana, Sergio Markarián, decidió jugar por la no violencia. El DT lamentó la muerte de Walter Oyarce Domínguez el sábado en el Monumental, y advirtió que los medios contribuyen con lo que llamó un “exceso de verbalismo violento”. Por ello, anunció que solo volverá a declarar tras el encuentro ante Paraguay para no generar un clima de rivalidad y violencia.

“Es lamentable, como hombre de fútbol siento mucho lo que ha sucedido, hacemos llegar el pésame a la familia del joven. La violencia está instalada en la sociedad pero que haya sucedido en un escenario deportivo nos llena de preocupación y nos preguntamos por qué no lo anticipamos”, dijo el estratega.

“Hace 15 días les fui diciendo que me parecía un exceso de verbalismo violento el que se estaba instalando en los medios (…), nadie tomó la bandera, ahora sí todo el mundo se golpea el pecho (…),*lo que hay que hacer es callarse la boca. Si alguien agrede no hay que contestar*”, aconsejó.

Por eso, decidió callar. “*Este es mi último encuentro con la prensa hasta después del partido con Paraguay* (el 7 de octubre). No va a haber declaraciones mías porque no quiero participar de ninguna cosa que pueda generar algún tipo de malestar o de violencia para con nuestros rivales, compañeros y amigos para con la gente”, dijo tajante.

“LA VIDA VALE MUCHO”
El ‘Periquito’ William Chiroque también lamentó los hechos de violencia del sábado y pidió que las autoridades terminen con la violencia en los estadios. “Es doloroso porque no es la primera vez que pasa. Hay que tratar de que las cosas se pongan en su lugar, la vida vale, vale mucho… ojalá que se pongan la mano al pecho las personas que tengan el caso en sus manos”, declaró.