Perú vuelve a Panamá, el país de la primera indisciplina en la era Markarián

En octubre del 2010, Farfán, Manco y Galliquio fueron sancionados por estar en un casino en Ciudad de Panamá

Perú vuelve a Panamá, el país de la primera indisciplina en la era Markarián

Octubre del 2010. Era casi el inicio de la era Markarián. El uruguayo había llegado apenas tres meses antes. La selección viajó a Ciudad de Panamá para un amistoso ante el combinado de ese país. Era el cuarto partido de don Sergio como seleccionador. La bicolor perdió 1-0. Antes había ganado tres seguidos ante Canadá, Jamaica y Costa Rica. Pero sucedió lo inesperado.

Un primer informe del diario “Depor” denunció que Farfán, Manco y Galliquio habían estado en un casino de madrugada. El hecho se tomó como indisciplina. No porque hayan estado fuera de la concentración, sino porque rompieron un pacto con el grupo y el entrenador. En los días previos, el equipo y el comando técnico se reunieron en la Videna para comprometerse a preservar la imagen de la selección. Sobre todo después del caso Golf Los Incas. En esta conversación, además, se habló de la importancia que tenía la utilización de la ropa (buzo) de la bicolor.

Todo lo que hablaron fue en vano. Los tres jugadores implicados fueron vistos con el buzo del equipo fuera de la concentración, el hecho se hizo público, y la imagen quedó por los suelos. Markarián, entonces, separó a estos futbolistas de la selección absoluta. Más adelante, el técnico decidió perdonarlos. Pero, ¿qué pasó de octubre del 2010 al día de hoy con estos jugadores?

JEFFERSON FARFÁN. De los tres, es el primero que volvió. En marzo del 2011, cuando Perú jugaba un amistoso ante Ecuador en La Haya (Holanda), el atacante sorprendió a todos y apareció en el estadio Ado Den Haag . Después de este partido fue perdonado. Lo cierto es que Farfán no solo fue sancionado por el caso Panamá. Existieron otras dos razones que obligaron a separarlo de la selección.

Primero: una vez terminado el amistoso ante Costa Rica en Matute, Farfán pidió al comando técnico permiso para pasar la noche con la familia, avalado por el entonces capitán Walter Vílchez. Pero la ‘Foquita’ no pasó tiempo con la familia, sino en la discoteca Mokara de Miraflores, según le contó la modelo Shirley Arica al diario “Trome”.

Segundo: Según la gerencia de la selección, está prohibida la presencia los agentes de seguridad y los amigos en horas de concentración en la Videna. Jefferson le sugirió un permiso especial a Markarián para contar con un guardaespaldas dentro del complejo. Markarián dijo que no. Antonio García Pye dijo que no. Pero siempre hay una forma de romper las reglas. Antes de viajar a Panamá, su hijo, con Melissa Klug, fue a visitarlo a la Videna. ¿Quién lo llevó? El guardaespaldas de Farfán. Ya estaba adentro.

Hoy, 2 de mayo del 2013, Farfán es un consolidado en el equipo de Markarián. En un principio se le criticó mucho. Tanto a él por la indisciplina como al técnico por perdonarlo. Sin embargo, todos se olvidaron rápido de esto cuando partido a partido demostró que su fútbol era necesario. Sobre todo luego de los dos goles ante Venezuela y el único gol, el del triunfo, ante Chile .

REIMOND MANCO. El más afectado. Después de Panamá, nunca más volvió a la selección. “Una cosa es un jugador que juega siempre con un rendimiento alto en un nivel superior y otro que ha pasado mucho tiempo sin club y lesionado”, dijo Markarián cuando se le consultó si este tenía las puertas cerradas de la selección tras ese hecho.

La excusa se entiende, aunque no se entiende que el hoy jugador de UTC no haya recibido la ayuda de Markarián. Sobre todo si se tiene en cuenta que otros sí la tuvieron. Hurtado es un ejemplo. Cuando no tenía equipo se le invitó a entrenar en la Videna y luego incluso fue convocado. ¿Por qué cuando Reimond no tenía equipo no se le invitó? No se sabe. Lo que sí queda claro es que El Mago no ha medido ambos casos con la misma vara.

Lo cierto es que Manco está pronto a volver a la selección. Seguramente no a la mayor, pero sí a la paralela. Aquélla que jugará las Eliminatorias para Rusia 2018. El atacante viene cumpliendo buenas actuaciones y un nivel regular. Tiene 22 años y tendremos jugador para los próximos diez años si es que recuerda que vive del fútbol.

JOHN GALLIQUIO. Luego del caso Panamá volvió ante Chile, en un amistoso jugado en Arica. De hecho, marcó el tanto de la selección, aunque se perdió por 3-1. Por Eliminatorias, estuvo ante Colombia (0-1) y Uruguay (4-2). Ambos partidos jugó como titular. También estuvo frente a Venezuela (2-1) y Argentina (1-1), aunque en el banco de suplentes.