¿Qué pasará con los Sub 20 de Perú tras el Sudamericano?

Aunque no es segura la renovación de Daniel Ahmed, en Videna se prepara un plan para no descuidar a esta generación, como sí se hizo con la Sub 17 de Jota Jota Oré

¿Qué pasará con los Sub 20 de Perú tras el Sudamericano?

ELKIN SOTELO
@elkinsot_DT

Si clasificamos al Mundial de Turquía, Daniel Ahmed seguirá al frente del equipo. ¿Pero si no?

Como informó Deporte Total hace unos días, la comisión de menores de la FPF tiene la intención de que Daniel Ahmed continúe al frente de la categoría y reciba como herencia a los muchachos de la Sub 17 que se jugará en marzo también en Argentina. Hay voluntad de todas las partes, lo único que resta considerar es lo económico. Solo Manuel Burga sabe cuánto es capaz de ofrecer y Ahmed cuánto de recibir.

Suponiendo que Ahmed se quede, no le quedaría más que dejar volar a Yordy Reyna, Cristian Benavente y el resto de jugadores que dejarán de pertenecer a la categoría. Lo que se entiende que debería ocurrir –y es lo que ya se hizo en noviembre de manera poco formal– es que Sergio Markarián acoja a este grupo en una especie de Sub 23 para foguearlos más en amistosos y elaborar una hoja de ruta con destino a que empiece el recambio generacional y sea la base de las próximas Eliminatorias (así no esté Markarián).

Deporte Total pudo conocer que el plan de Carlos Picerni y Daniel Ahmed incluye una serie de pedidos a la FPF para repotenciar los equipos juveniles. La Videna y sus dos campos (comentan que uno fue alquilado para la práctica de béisbol) son insuficientes para las categorías Sub 13, Sub 15, Sub 17, Sub 18 y Sub 20. Esto también implica mejorar y aumentar de profesionales el departamento médico y nutricional. Establecer un número importante de amistosos y giras, la propuesta de un Sub 20 en cancha en todos los equipos profesionales (modificar la bolsa de minutos), entre otros.

Picerni y Ahmed le han puesto esa valla alta a Burga y dependerá del presidente de la FPF y su comisión de menores el que hagan efectivo el plan y no quedarse solamente con los campeonatos escolares y regionales, sino dotar de trabajo profesional a cada rincón del Perú para que la etapa formativa esté acorde con lo que hacen el resto de países de la región.