En el 2012 estos fueron los eventos económicos que impactaron al mundo

Crisis en Grecia y España, el escándalo del Libor, la decepcionante salida de Facebook a la bolsa, entre otros temas marcaron la agenda este año

En el 2012 estos fueron los eventos económicos que impactaron al mundo

Crisis en España
El primer año de Mariano Rajoy al frente del gobierno español estuvo plagado de malas noticias económicas. La reforma laboral que inició causó indignación entre los jóvenes españoles, pero no logró evitar que el desempleo se dispare y que la cifra de personas sin trabajo roce los cinco millones. La crisis de Bankia, una de las principales entidades financieras de la Madre Patria, y su posterior nacionalización junto con otras cuatro entidades financieras, desencadenó la reducción de la calificación de deuda de 16 bancos y la elevación de la prima de riesgo española a niveles que, a fines del año, aún se mantenían altos. Lo peor de la crisis, sin embargo, no se puede medir en números, pero las cifras de suicidios por desalojos son un buen indicio del drama de un país que pasó del bienestar a la crisis.

El escándalo Libor
El escándalo financiero del año fue la revelación de que 12 entidades bancarias habían manipulado la tasa de interés interbancario Libor para elevar los costos de los créditos. El Libor es elaborado diariamente en base a la información proporcionada por 18 bancos y marca el interés promedio al que los institutos de prestan dinero entre sí, funcionando como una base para calcular el costo de los créditos. Hasta ahora, el banco Barclays PLC del Reino Unido y el suizo UBS accedió hoy a pagar multas de US$450 millones y US$1.500 millones, respectivamente. Morgan Stanley calcula que las 12 entidades involucradas podrían llegar a pagar multas por US$22.000 millones.

Grecia
Este año se discutió lo que cualquier año anterior hubiera sonado improbable. Veinte años después del inicio de la circulación del euro, hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) evaluó la posibilidad de que Grecia dejara la Zona Euro para poder devaluar su moneda y encontrar una salida a la crisis de deuda que ha afectado al país helénico. La última ayuda que recibió Grecia de la Unión Europea (UE) ascendió a US$34.300 millones, pero aún no hay luz al final del túnel para el pueblo griego.

Abismo fiscal
A pocas horas de que empiece el nuevo año y entren en vigencia los recortes de gasto público y el alza de impuestos en Estados Unidos, los republicanos y demócratas aún no llegan a un acuerdo sobre cómo evitar caer en este precipicio fiscal, como lo llamó el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke. Los republicanos plantean que las bajas tasas impositivas actuales se mantengan para todos, pero los demócratas buscan que estos beneficios solo continúen para los que ganan menos de US$250.000 a US$400.000 al año. Pese a los esfuerzos de diálogo del presidente Barack Obama y sus advertencias sobre las consecuencias que tendría una falta de acuerdo en la economía norteamericana y las que se prevén para la mundial, aún no hay solución a la vista.

Facebook en la bolsa
La salida a bolsa de la red social Facebook (IPO por las siglas en inglés Initial Public Offering) fue una de las que más expectativas generó en los últimos años y la que más las decepcionó. La operación del 18 de mayo solo trajo malas noticias: Nasdaq sufrió problemas en sus sistemas, haciendo imposible negociar las acciones de Facebook en las primeras horas del día, Morgan Stanley fue señalado por haber puesto un precio por acción muy alto y haber sacado a negociación demasiadas acciones y los ejecutivos de Facebook fueron acusaos de haber alertado a algunos inversionistas sobre las ganancias de Facebook antes de que fueran públicas. Las tres entidades están siendo investigadas y el valor de Facebook cayó en un 25% en menos de un mes y bajó a menos de la mitad del valor de la IPO en tres meses. La acción cierra el año alrededor de US$26, aún por debajo de los US$38 con los que salió al mercado.

China
Con Estados Unidos aún lejos de la recuperación económica y Europa sumiéndose en la recesión en el 2012, las esperanzas de crecimiento del resto de economías se concentró en China. Sin embargo, el dinamismo chino no fue inmune al colapso mundial y el avance de su PBI pasó de tasas superiores al 10% al alrededor de 7,5% con el que el gobierno chino esperaba cerrar el año. El ‘hard landing’ o aterrizaje forzoso que esperaban algunos analistas aún no se han dado, pero el riesgo que la desaceleración china para economías emergentes y exportadoras de materias primas, como el Perú, se mantiene latente.