Dibujo 'Pocoyó' no es ajeno a la crisis y trata de evitar la quiebra

Zinkia, empresa productora y creadora de la famosa serie infantil española, tendrá un plazo de entre tres y cuatro meses antes de declararse en insolvencia

Dibujo 'Pocoyó' no es ajeno a la crisis y trata de evitar la quiebra

Zinkia, la productora de la serie animada infantil española ‘Pocoyó’, acaba de solicitar el preconcurso de acreedores ante el Juzgado Mercantil de Madrid tras el fracaso de la emisión de bonos que había anunciado a principios de este mes, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en España, de acuerdo con información publicada por el diario El Mundo, de España.

El preconcurso de acreedores es un procedimiento que le da a una empresa en problemas financieros un margen temporal antes de tener que entrar en una situción concursal, es decir, de declararse en insolvencia o en incapacidad de pagar sus deudas.

“A la vista de la emisión de obligaciones simples, así como del análisis de la situación financiera y la previsión de tesorería a corto plazo y ante las dificultades para afrontar los próximos vencimientos, el Consejo de Administración ha acordado presentear la comunicación prevista en el artículo 5 bis de la Ley Concursal ante el Juzgado Mercantil de Madrid”, ha señalado en un hecho relevante.

Dicho artículo de la Ley de Concursal, por el que se acoge la empresa al preconcurso, permite así a Zinkia contar con un plazo de tres meses, ampliable a cuatro, para renegociar su deuda antes de tener que declararse insolvente, en medio de la crisis de deuda europea.

La empresa ha señalado que su intención es “continuar sus negociaciones con los acreedores para procurar la refinanciación de la deuda” de la compañía, que rondaría los 10 millones de euros (aprox. US$13.590 millones).

EMISIÓN DE BONOS
La productora de Pocoyó anunció el lanzamiento de una emisión de obligaciones simples a tres años por un importe de 7,78 millones de euros, que fue aprobada por la CNMV española, pero ésta cuestionó la remuneración de la emisión (11%), y advirtió que la empresa no contaba a corto plazo con liquidez suficiente para pagar sus deudas.

Zinkia al finalizar este jueves el periodo de suscripción de obligaciones ha comunicado a la CNMV que decidía “renunciar” a esta emisión de bonos, para posteriormente comunicar la decisión de la compañía el acogerse al preconcurso de acreedores.

El presidente y socio fundador de Zinkia había reconocido en estas semanas “tensiones” y “problemas” de tesorería en la compañía, pero había subrayado que la productora tiene un alto potencial de crecimiento de su negocio y de la marca, con una previsión de ventas de 21,45 millones de euros para este año y de 45,05 millones de euros para 2015.

El pasado 11 de octubre, Juan José Guemes, ex consejero de la Comunidad de Madrid de Empleo y Mujer, presentó su dimisión como miembro del consejo de administración de Zinkia.