Lehman Brothers salió de la mayor quiebra de la historia en EE.UU.

El banco de inversión estadounidense comenzará a devolver parte de lo que debe a sus acreedores a partir del próximo 17 de abril

Lehman Brothers salió de la mayor quiebra de la historia en EE.UU.

Más de tres años y medio después de protagonizar la mayor bancarrota de la historia de EE.UU. y poner en jaque a la economía mundial, el banco de inversión Lehman Brothers salió hoy oficialmente del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras para devolver parte de lo que debe a sus acreedores.

El que fuera el cuarto mayor banco de inversión de EE.UU. y todo un ícono del poderío de Wall Street escribe así el último capítulo de la historia de su desaparición, que comenzó el 15 de setiembre del 2008 cuando se declaró en quiebra ahogado por una deuda de US$613.000 millones y activos que ascendían a US$639.000 millones.

Tras un largo proceso bajo la tutela del Tribunal de Bancarrotas de Manhattan, Lehman Brothers estará dirigido ahora por un nuevo consejo de administración que se encargará de la liquidación final del banco, cuyo colapso desató un efecto dominó que culminó en la crisis más profunda y prolongada en EE.UU. desde la Gran Depresión de los años 30.

“Estamos orgullosos de anunciar la salida de Lehman del Capítulo 11 y el inicio de la fase final del proceso: la distribución a los acreedores”, dijo hoy el director gerente de Álvarez & Marsal, John Suckow, uno de los expertos en bancarrota responsable de la liquidación y que ha ejercido como presidente de la firma.

PAGARÁN DEUDAS
Lehman Brothers anunció hoy que comenzará a devolver parte de lo que debe a sus acreedores a partir del próximo 17 de abril, cuando se prevé que realizará una devolución inicial de más de US$10.000 millones de los alrededor de US$18.000 millones en efectivo de los que dispone.

Esta entrega supone solamente una primera parte de los US$65.000 millones que acordó devolver a sus acreedores, con reclamaciones que superan los US$370.000 millones, como parte de un plan de liquidación propuesto por el banco y que fue aceptado por el juez James Peck el pasado 6 de diciembre.

A pesar de que el de hoy supone un momento crucial para la desaparición final del banco de inversión, el nuevo consejo de administración de la firma todavía tiene que continuar con el proceso de venta de activos y finalización de litigios, lo que podría llegar a prolongarse durante años.

“Agradecemos a los cientos de empleados de Lehman y a los profesionales de fuera que han trabajado dura y diligentemente desde setiembre de 2008 para alcanzar este monumental resultado”, añadió Suckow, quien aseguró que el objetivo del banco seguirá siendo “ofrecer los mejores resultados a los acreedores”.