19 de octubre del 2019

México licita lotes de petróleo tras casi 80 años

(Foto y video: AFP)

(AFP). Gigantes como los estadounidenses Exxon Mobil y Chevron o la británico-australiana BHP Billion decidieron finalmente no participar en la primera licitación petrolera en México en casi 80 años, en la que un consorcio liderado por una firma local se llevó los primeros contratos.

Un total de 18 firmas petroleras individuales y siete consorcios habían clasificado para participar en este concurso, que está siendo celebrado en un evento público, pero finalmente solo nueve de ellos presentaron ofertas.

De estas nueve por ahora han tenido una participación tímida la noruega Statoil, la italiana ENI y la india ONGC Videsh Ltd. El consorcio liderado por la mexicana Sierra Oil & Gas, que integran la estadounidense Talos y la británica Premier Oil, es el que se llevó dos bloques de los primeros siete licitados, quedando los otros cinco desiertos.

Ofreciendo una utilidad de 55,99% al Estado mexicano, Sierra Oil & Gas ganó el segundo de los 14 bloques ofrecidos, para la exploración y explotación de aceite ligero y gas en 195 kilómetros cuadrados de aguas poco profundas del Golfo de México (este).

También venció en la séptima subasta, de un bloque de 465 kilómetros de aceite ligero, tras ofrecer 68,99% de utilidades al Estado, la mejor de las cinco ofertas que hicieron, entre otros, la noruega Statoil o la italiana ENI.

En la cuarta subasta la propuesta de un consorcio liderado por la estadounidense Murphy Worldwide no alcanzó la oferta mínima que requería el gobierno. La india ONGC Videsh Ltd, única interesada en la sexta, tampoco llegó al mínimo exigido.

DIFÍCIL ADJUDICAR TODOS
"Nos gustan estos resultados, el proceso está avanzando bien [...] y nos gustó también que sea un consorcio integrado por una empresa mexicana la que ha presentado las posturas ganadoras", dijo el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de México, Juan Carlos Zepeda, a la prensa durante un receso.

Pemex, la compañía estatal hasta ahora monopolística, no participó en esta licitación principalmente debido a la caída de sus ingresos tras el desplome de los precios petroleros.

Para Daniel Sanchez, experto en energía en México y socio de la firma internacional White & Case, la ausencia de algunos gigantes petroleros en la puja no implica un desinterés por entrar al mercado mexicano.

"Ya se esperaba que hubiera muy poca atención por estas empresas grandes. Tal vez ellos tiene interés en otros paquetes que vienen posteriormente en aguas profundas", señaló el experto a la AFP.

El secretario (ministro) de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, había advertido que difícilmente se iban a adjudicar todos los bloques y calculó que se entregarían entre el 30% y el 50%.

Esta es la primera licitación de cinco que contempla la llamada Ronda Uno de la controvertida reforma energética en México. En este primer concurso público se ofrecieron 14 bloques en aguas poco profundas, con una superficie de unos 4.200 kilómetros cuadrados y valorados en unos 17.000 millones de dólares. 

En las siguientes se ofrecerán contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos en aguas profundas, en yacimientos no convencionales y en tierra.

La jornada es el punto culminante de la reforma energética, promulgada en 2014 por el presidente Enrique Peña Nieto para abrir el sector petrolero a las compañías privadas por primera vez desde la nacionalización de 1938.

La reforma ha sido la medida económica estrella de Peña Nieto, que espera que la entrada de compañías privadas aporte inversiones para reflotar la decaída producción petrolera mexicana.

La apertura del sector petrolero fue férreamente resistida por la izquierda mexicana, que lo considera un símbolo de la soberanía nacional.

IMPACTO ACUERDO IRANÍ
Los analistas han señalado que la fuerte caída de los precios mundiales del petróleo en el último año ha afectado los planes de las compañías energéticas.

Raymundo Tenorio, experto en energía de la universidad privada Tecnológico de Monterrey, dijo que el acuerdo nuclear sellado el martes por Irán y las potencias mundiales también podría afectar la subasta, ya que levanta las sanciones y agrega 1,5 millones de barriles de crudo diarios al mercado.

"Si se coloca únicamente la mitad de licitaciones, sería un éxito" ante el entorno actual, dijo Tenorio a la AFP.

Tras las adjudicaciones del miércoles, las empresas deberán mostrar sus garantías financieras en un plazo de 48 horas y los contratos deberán firmarse antes del 21 de agosto. 

El gobierno, que afronta una semana de críticas por la fuga del capo narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, espera que la llegada de inversiones extranjeras compense el declive de la industria petrolera de México.

La producción de la estatal Pemex, que genera un tercio de los ingresos del presupuesto público mexicano, ha declinado desde su tope de 3,4 millones de barriles diarios de 2004 a 2,3 millones del primer trimestre de 2015.

LEE TAMBIÉN...

 

Videos recientes