La UE denunció a Argentina ante la OMC tras el caso Repsol

El gobierno de Cristina Fernández fue impugnado por las restricciones a las importación que aplica desde hace años

La UE denunció a Argentina ante la OMC tras el caso Repsol

Tras casi dos meses de tensiones diplomáticas por la nacionalización de la petrolera Repsol-YPF por Argentina, la Unión Europea (UE) concretó hoy la primera medida contra el país al impugnar ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) las restricciones de importación aplicadas por Buenos Aires.

El ejecutivo de los 27 socios comunitarios no menciona en el pliego de cargos la nacionalización del 51% de acciones de Repsol-YPF, aunque la lectura política entre bastidores se relaciona con este caso, que irritó a España y a la UE, que consideran que Argentina violó así la necesaria garantía jurídica de las inversiones extranjeras en ese país.

La nacionalización de YPF por parte de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, no se aborda en la demanda porque el caso de la petrolera afecta al capítulo de la protección a las inversiones extranjeras, en concreto a la “expropiación de una inversión”, extremo que no cubre la normativa de la OMC en Ginebra.

“El clima de inversiones en Argentina se deteriora progresivamente. Esto no me deja otra alternativa que llevar el sistema proteccionista de importaciones de Argentina (ante la OMC) y garantizar que las reglas de libre mercado se respetan”, comentó el comisario de Comercio del bloque, Karel De Gucht, encargado de concretar la iniciativa.

“Hace ya tiempo que hemos intentado solucionar estos crecientes problemas con el gobierno argentino, pero no ha habido resultados”, añadió el belga, quien ha explicado que en la última reunión de la OMC en Ginebra hubo 19 países que presentaron quejas sobre la restrictiva política comercial del gobierno argentino.

Ante la falta de mecanismos específicos en el esquema de la OMC para las denuncias de violación de las garantías jurídicas de las inversiones externas, Europa ha optado por una vía alternativa de castigo. No obstante, el procedimiento presentado hoy podría dilatarse varios años hasta concretarse en alguna decisión.

Argentina dispone ahora de un período de “gracia diplomática”, una fase de consultas para que levante esas restricciones. Si dentro de dos meses Buenos Aires sigue si mover ficha, la Comisión Europea podría pedir a la OMC el establecimiento de un “tribunal ad hoc” que dirima el asunto. Si se da la razón a la UE, el bloque comunitario podría imponer, a su vez, recargos arancelarios a productos procedentes del mercado argentino.

La demanda presentada hoy es el corolario a largas semanas de intenso “lobby” por parte de España, no solo ante la UE, su aliado tradicional en tanto que socio del bloque, sino también ante la OMC e incluso entre bastidores de la Casa Blanca.

DATOS
Las limitaciones de importación argentinas afectan a cerca de 600 productos europeos, entre ellos materiales de electromecánica, textiles, autopartes y productos químicos, informa Bruselas.

El sistema de licencias de importaciones argentinas denunciado hoy por la UE ascendió en 2011 a un montante de exportaciones europeas por 500 millones de euros (630 millones de dólares) solamente en bienes, afirma Bruselas.

Aunque el caso de YPF no se cita directamente, el comisario europeo aseguró que la nacionalización de la empresa fue “la última prueba” de la política restrictiva de Argentina, que de acuerdo con el ejecutivo de los 27 costará sólo este año a Europa cerca de 8.300 millones de euros.


Tags relacionados

Unión Europea

OMC

Argentina