La Bolsa de Nueva York baja tras datos poco alentadores de desempleo en EE.UU.

El índice Dow Jones de Industriales perdía 1,28% y el selectivo retrocedía 1,57%, ampliando las pérdidas que registraron en la sesión de ayer

"La Bolsa de Nueva York":http://www.nyse.com/ mostraba hoy una firme tendencia bajista y el índice Dow Jones de Industriales perdía el 1,28 por ciento, debido en parte a la difusión de datos poco alentadores de desempleo en Estados Unidos. Al cumplirse la primera hora de contrataciones ese indicador bursátil, que incluye a treinta de las mayores empresas estadounidenses, perdía 133,24 puntos y se situaba en 10.293,07 unidades. El selectivo retrocedía el 1,57% (-17,42 puntos), a 1.092,38 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq, donde negocian numerosas empresas de tecnología e Internet, perdía un 1,89% (-41,50 puntos) y se situaba en 2.151,64 unidades. El mercado neoyorquino ampliaba hoy las pérdidas que registró en la sesión anterior, después de conocerse que las peticiones nuevas de subsidios por desempleo no variaron la pasada semana con respecto a la anterior y se mantuvieron en 505.000, aunque el Departamento de Trabajo corrigió al alza los datos de la semana anterior. Por sectores, los de tecnología, materias primas, equipamiento y maquinaria, industrial y de energía registraban descensos cercanos al 2%, en tanto que el financiero retrocedía el 1,78%, entre otros. Las acciones de la compañía Intel (-5,52%) registraban el mayor descenso entre las empresas del Dow en los primeros compases de la sesión, al tiempo que los títulos de Alcoa se depreciaban el 3,78%, General Electric bajaba el 2,67% y DuPont perdía el 2,5%, entre las que sufrían bajas más significativas. La jornada tampoco se presentaba favorable para las petroleras ExxonMobil y Chevron, que cedían un 1,21% y un 2%, respectivamente, y en el caso de las financieras, JPMorgan retrocedía un 1,75%, American Express bajaba el 1,56% y Bank of America se depreciaba el 0,73%. Las acciones de la farmacéutica Merck subían en cambio el 0,68% y era la única empresa del Dow que se mantenía en territorio positivo. La deuda pública estadounidense a diez años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,33%.