La cocina peruana es realmente una revolución

El máximo representante de Nestlé en el mundo, Peter Brabeck-Letmathe, destacó las ventas locales de la empresa. Se dio tiempo para degustar su plato favorito: el cebiche

*Por: Ricardo Serra Fuertes* El máximo representante en el mundo de Nestlé, compañía que vende al año más de US$100.000 millones, llegó hace unos días al Perú piloteando su avión para atender diversos temas: exponer sobre las oportunidades y responsabilidades de los empresarios en una economía globalizada, en la celebración de los 125 años de las relaciones bilaterales entre el Perú y Suiza; visitar el negocio de Nestlé en el Perú; y escalar montañas de la Cordillera Blanca, en Huaraz. Este Diario tuvo la oportunidad de conversar con él sobre su visión de la situación mundial hacia el largo plazo y sus experiencias en el Perú. *¿A qué se debe su visita al Perú?* He venido para visitar nuestro negocio. Hemos desarrollado un nuevo concepto de la responsabilidad corporativa, que llamamos la creación de valor compartido. El Perú ha sido uno de los mercados que han ido a la vanguardia en la implementación de este concepto. Quería conocer esto directamente, mirando también cómo está la situación económica, social y política de un país donde tenemos inversiones importantes. La otra razón de mi visita fue para dar una charla. *¿Cómo ve al Perú?* El Perú ha tenido un desarrollo económico, político y social espectacular en los últimos años, con crecimiento de la economía y una mejora de la parte social. Si hablamos de la disminución de la extrema pobreza, se han hecho avances muy importantes. Hay el reconocimiento internacional de que este Perú es un país más moderno, democráticamente más estable y socialmente mucho mejor de lo que había sido en el pasado. *¿En términos de nutrición, cómo ve al país y cómo Nestlé colabora con este aspecto en el Perú?* El Perú, en una forma moderada, sufre todavía una subnutrición en una parte de su población, pero al mismo tiempo una sobrenutrición en otra parte. Este doble desafío nutricional es muy importante. *¿Cómo enfrenta Nestlé esa contradicción de vender productos como helados y golosinas y cuidar la nutrición de las personas?* Uno de los mejores productos es el chocolate. Mi desayuno de cada día es una taza de Nescafé con una tablita de chocolate negro, desde hace 20 años, y no creo que puedan decir que soy obeso. Hay que ver el consumo responsable y la combinación entre la nutrición y el estilo de vida que lleva cada uno. Acabo de llegar de las montañas de Huaraz, y el poco chocolate que tenía no era suficiente para cubrir la necesidad energética que se necesita. Lo mismo con los jóvenes. Si ellos juegan una hora de fútbol en la calle y están activos físicamente, necesitan cubrir esa parte de energía y no cabe duda de que una tabla de chocolate o algo así no solo es muy apreciado en los niños, sino que es muy bueno para cubrir esta parte energética. Lo que tenemos que asegurar es que haya un buen equilibrio entre el estilo de vida de un lado y, por otro, una dieta que sea bien equilibrada. *Pero el consumidor no se fija en eso. Le gusta el chocolate, lo compra y se come otro y se excede. ¿Cómo llegar a un equilibrio?* Por eso estamos hablando de la formación, y sobre todo de los jóvenes, sobre los aspectos importantes de la nutrición. Por ejemplo, las clases del Nutrimóvil en el ámbito de los colegios, que consiste en explicar a los jóvenes cuáles son las relaciones entre nutrición y estilo de vida. Esto es lo que podemos aportar. *Ud. comenzó en Nestlé en ventas…* Sí, como vendedor de helados. *¿Cómo entró a la empresa?* Después de haber hecho mis estudios fui a una expedición de montaña, y cuando volví quería seguir subiendo montañas y buscaba una empresa que me diera una oportunidad de venir algún día a América Latina, que siempre fue mi sueño. Busqué hasta que me encontré con Nestlé y me dijeron que la posibilidad existe si hacía el trabajo bien. El primer trabajo que me dieron fue de vendedor de helados y dos años después se me ofreció el puesto de jefe nacional de ventas en Chile, en helados. *¿Comenzó en el departamento de ventas de helados?* No. Yo tenía mi camión de helados, salía en la mañana y volvía en la noche. Era vendedor básico como tantos tenemos en el mundo. *¿Pero qué lo diferenciaba a usted de los demás vendedores?* Que vendía 10% más que el resto. Siempre he dicho que para tener éxito en su carrera profesional no falta mucho. En primer lugar, tienes que querer lo que haces. Segundo, hay que servir al cliente y al consumidor. Yo no decía “señora, vengo aquí a vender, cuánto quiere”. Yo llegaba, decía “buenos días”, miraba la conservadora y lo que había vendido ella, entonces ya tenía una idea de lo que más necesitaba. Entonces, proponía poner una cantidad de un producto y otra de otro producto. “Mañana habrá buen tiempo, entonces sería mejor tener más helados de agua”, les decía. O si no, “mañana tendremos mal tiempo, entonces sería mejor tener más helados de crema”. *¿Cuando usted empezó a trabajar en Nestlé, tenía en mente llegar a ser el presidente del directorio?* Jamás lo imaginé. Esta era una empresa multinacional y yo estaba en Austria, que era un mercado relativamente pequeño, jamás imaginé que iba a estar como CEO de la empresa. Nunca lo pensé así y nunca he pedido una promoción. Siempre ha sido resultado de una acción que después llevaba a la próxima. *¿Cómo ve el negocio de Nestlé en el Perú?* La visita a un mercado como Nestlé en el Perú me llena más de optimismo, porque si estas señoras y señores han sido capaces de duplicar las cifras de ventas en cinco años, imagínense qué futuro tenemos. *¿Cuáles son las estrategias y desafíos que se esperan en el largo plazo?* En el mundo somos 6,5 miles de millones de habitantes actualmente. En los próximos 15 años seremos 9.000 millones. Tenemos una disminución de la tierra cultivable que viene de la fuerte urbanización y de la erosión que existe en el mundo. Agregamos a este desafío el problema del agua. Hoy en día estamos alimentando los 6,5 miles de millones de personas ya no solo con el uso del agua de la lluvia que es renovable, sino que usamos reservas fósiles que se han creado hace cientos de miles de años, y estas no son renovables. Tenemos que encontrar una solución para el uso del agua de una manera mucho más eficiente a través de inversiones. Tenemos que resolver el problema del uso del agua en la agricultura, empleándola de una manera racional. Un problema, por ejemplo, es que se riega a mediodía. Y se hace eso porque el agua no cuesta o está subvencionada. Si bien hay suficiente agua en general, esta no cae donde más la necesitamos ni cuando se la necesita. *¿Qué opina sobre la alimentación en el Perú?* Gran parte de lo que venimos desarrollando son productos como cereales andinos, con quinua, y estamos viendo las ventajas nutritivas que tiene. La política es la que tenemos en todos los mercados, es decir, tratamos de utilizar al máximo las materias primas locales. Creo que acá, más del 85% de todas las materias primas están producidas en el Perú. Todo el café que utilizamos acá es peruano. La leche también se compra aquí. Si ves los últimos desarrollos de productos de Maggi, las nuevas sopas son de habas, alverjas, en las bebidas tenemos los cereales andinos, la quinua, etc. *Pero se compra aquí y se produce afuera.* No, todo es de aquí. *¿Y el café?* El café es lo único. Para elaborar productos de café, se compra acá en el Perú la materia prima. Luego se lleva a Colombia, se procesa y viene de vuelta al Perú, es café 100% peruano. *No puedo dejar de preguntar al presidente de la compañía de alimentos más grande del mundo qué opina de la gastronomía peruana.* La cocina peruana se ha hecho un lugar destacado en el ámbito internacional. La cantidad de restaurantes con la cocina peruana en el mundo entero es realmente una revolución, y una revolución bien merecida porque la calidad que tiene la cocina peruana es destacable. El pisco sour se ha hecho un producto que hoy en día existe en todo el mundo. Uno puede pedir un buen pisco sour y eso viene de aquí. *¿Qué le ha gustado más de lo que probó en el Perú?* Desde hace mucho tiempo soy fanático del cebiche y de las conchas negras, estos son mis favoritos. Existe creatividad de la cocina peruana, desde los productos más populares hasta los más sofisticados, acá hay para todos los gustos. *Y en montañismo, ¿cómo le fue en Huaraz?* Fue el anhelo de muchos años. Como montañista tenía mucho deseo de conocer la Cordillera Blanca. Me quedé con una impresión muy positiva, son bellísimas montañas. Fue una experiencia muy positiva el escalar el Ishinca, de 5.600 metros. Me gusta todo lo que esté relacionado con las montañas. Por ejemplo, esquí o, hago moto en la montaña y aterrizo en la montaña en un avión con esquíes. *LA FICHA* Nombre: Peter Brabeck-Letmathe. Profesión: Economista. Edad: 65 años. Lugar de nacimiento: Austria. Cargo: Presidente del directorio de Nestlé S.A. Estudios: Universidad de World Trade (Vienna University of Economics and Business Administration) en Viena.

Tags relacionados

peruana

Cocina

revolucion