Economista del Banco Mundial: inversión seguirá llegando al Perú

Augusto de la Torre cree que llegarían inversiones de proyectos de largo plazo, bastante independientes de la coyuntura económica

*Por Ricardo Serra* Augusto de la Torre, economista jefe de la región de América Latina y el Caribe del Banco Mundial, estuvo recientemente en el Perú como parte de sus visitas regulares a países de la región, para tener una idea de cómo están avanzando las economías. *¿Cómo ve al Perú comparado con otros países?* "Dentro de los países latinoamericanos, al Perú se le ve como uno de los mejor posicionados":http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2008-11-04/el-peru-esta-preparado-ante-crisis-financiera-asegura-fmi.html, desde el punto de vista de su política macroeconómica y de sus fundamentos estructurales. Eso no quiere decir que el golpe que viene de afuera no sea fuerte. Al Perú, los efectos le van a venir como al resto de Latinoamérica, a través de los canales de comercio internacional, y ya le han llegado a través del bajón de los precios de los commodities. Sin embargo, tiene concentrado su empleo en otros sectores que no se ven directamente afectados por estos problemas externos. El Perú tiene recursos para protegerse frente a la situación internacional por un tiempo significativo de por lo menos uno o dos años de manera que, en el escenario de que esta crisis internacional dure menos de dos años, uno puede esperar que el Perú la resista relativamente bien y que sea una de las economías de la región que más fácilmente pueda rebotar y restaurar sus tasas de crecimiento. *¿Hay cambios en el estimado de crecimiento del Perú?* El tema de la predicción de hacia dónde va el crecimiento de los países de la región y del mundo ha dejado de ser una ciencia y se ha convertido en un arte muy difícil, y la razón es que hay mucha incertidumbre sobre los desarrollos futuros en los países industrializados, y en EE.UU. en particular. Los resultados para EE.UU., Europa y Japón del último trimestre del 2008 fueron mucho peores de lo esperado y como resultado de eso las predicciones de crecimiento para el mundo bajaron. En el Banco Mundial hemos decidido no hacer proyecciones por la incertidumbre que hay, pero vamos siguiendo de cerca las proyecciones del consenso. Pero las proyecciones de crecimiento para el Perú —de 5%— ,que vienen de estas proyecciones de consenso, siguen siendo una de las más altas de toda Latinoamérica. *En este contexto de crisis, ¿seguirán llegando inversiones al Perú?* Cierto tipo de inversiones creo que sí, otro tipo de inversiones, no. Por ejemplo, llegarían inversiones de los proyectos de largo plazo, que son bastante independientes del ciclo y de la coyuntura económica, como por ejemplo, proyectos de infraestructura. Y la impresión que tengo es que entre los planes importantes para los siguientes años en el Perú figuran proyectos de inversión importantes de largo plazo. *¿Cómo ve la forma en que está actuando el Gobierno? ¿Qué le falta hacer?* No tengo nada que criticar. Me parece que el Gobierno del Perú está haciendo lo que es prudente y está tomando decisiones con bastante proactividad. No está esperando demasiado para actuar. Si vemos lo que está pasando ahora en el Perú, comparado con lo que Latinoamérica experimentaba en los años 90, la situación es muy distinta. Latinoamérica no tenía capacidad de hacer política monetaria contracíclica y en esos tiempos, cuando venían turbulencias externas, en lugar de tener la habilidad de bajar la tasa de interés nos veíamos obligados a subirla, para evitar que los capitales fuguen. Y en lugar de poder tener un paquete de estímulo fiscal nos veíamos obligados a recortar el gasto fiscal para convencer a los inversionistas de que teníamos disciplina. Gracias a los esfuerzos de los últimos 10 años, Latinoamérica ha ido construyendo un marco de política macroeconómica más sólido. *¿EE.UU. no aprendió de esta lección latinoamericana de hace 10 años?* La experiencia que existe en Latinoamérica con respecto al manejo de crisis financieras es enorme, y, en cierto punto, los amigos y colegas que tenemos en Wall Street nos cuentan que para los análisis que ahora hacen para EE.UU. piden ayuda a quienes solían hacer análisis para Latinoamérica. Ellos casi no tienen experiencia. En cambio, en Latinoamérica hemos tenido en los años 90 experiencia con volatilidades muy grandes. Que el tipo de cambio se mueva 10% o 15%, que la tasa de interés se mueva 10 puntos porcentuales, o que el PBI caiga en 8 puntos, todo eso es parte de la historia latinoamericana y nos acostumbramos a vivir con eso. En Estados Unidos, en cambio, estaban acostumbrados a un período de 10 años de poca variabilidad macroeconómica, inflación baja, crecimiento moderado, alza constante del precio de los activos, tasas de interés bajas, disponibilidad de liquidez, todo eso generó este ambiente de muy baja volatilidad en Estados Unidos en un período muy largo. Pasar de esa situación a la que ahora viven es algo traumático. *LA FICHA* Nombre: Augusto de la Torre. Profesión: Economista. Edad: 55 años. Cargo: Economista jefe de la región América Latina y el Caribe del Banco Mundial (BM). Experiencia: Fue asesor principal del Departamento de Sistemas Financieros y asesor principal de sector para América Latina y el Caribe del BM.