Editor de Wired: Hacen falta lentes inteligentes que nos hagan atractivos

David Rowan, editor de la edición inglesa de la revista especializada, consideró que las tecnologías tendrán que ser una extensión de nuestro comportamiento natural

Editor de Wired: Hacen falta lentes inteligentes que nos hagan atractivos

VANESSA ANTÚNEZ

La revista estadounidense Wired es la referencia obligada para todo el que está pendiente de las últimas tendencias en tecnología. David Rowan, editor de la edición inglesa, comentó a El Comercio sobre cómo la tecnología está transformando los negocios. Expone hoy en NED, Congreso de Negocios en la Era Digital, organizado por Seminarium.

¿Hacia dónde se orientará la tecnología en los próximos años?
Ganarán las tecnologías que simplifiquen nuestras vidas y las que nos ayuden a conectar con aquello que toca nuestras emociones. El teclado no es el ideal para hablar con tus hijos o para hacer una compra. Cuando las tecnologías sean invisibles y fluidas, cuando sean una extensión de nuestro comportamiento natural, ahí escalarán más rápido.

¿Cuál es el perfil de la siguiente generación de productos informáticos?
En un inicio habrá relojes biométricos, de fácil uso, con conexión a la red y dispositivos que identifiquen las señales corporales de cada persona: pulseras que monitorean la frecuencia cardíaca, publicidad exterior con reconocimiento ocular.

Google Glass es tecnología inteligente pero uno se siente extraño y poco sexy al usarla. Pero este es el inicio, pronto alguien hará lentes inteligentes que nos hagan ver atractivos. El teléfono móvil seguirá siendo el medio principal para comunicarse y el aumento de smartphones hará desaparecer las computadoras y laptops.

¿Cómo se deben preparar las marcas para este escenario?
Las marcas necesitan descubrir cómo competir en esas pequeñas pantallas para relacionarse con nosotros. El analista finlandés Tomi Ahonen calculó que las personas se relacionan 150 veces al día con sus teléfonos. En ese tiempo no se relacionan con los medios tradicionales, ni siquiera con otros seres humanos. Las marcas necesitan encontrar cómo ser parte de esa conversación.

Eso transformará el comercio.
El comercio será principalmente móvil pronto, por lo que aún si tu marca está en tiendas físicas, tendrás que encontrar alternativas para que los consumidores paguen a través de sus celulares. La tendencia es que el ‘e-commerce’ se convertirá simplemente en ‘comercio’. Dejaremos de hablar de ‘online’ y ‘offline’ del mismo modo que dejamos de hablar de electricidad cuando prendemos un aparato. Las marcas de ‘retail’ deben estar tanto en el mundo digital como en el físico y entender que los consumidores los encontrarán en un canal, pero probablemente completen la compra en otro. Marcas como Warby Parker y Kate Spade han logrado esto. También hay una creciente demanda por el ‘cumplimiento al instante’. Los consumidores no quieren esperar el envío, lo quieren ahora. eBay está experimentando con el delivery en una hora y Amazon con un supermercado, AmazonFresh, que ofrece envíos en el día.

Hace poco dijo que la tecnología cambia tan rápido que un exitoso modelo de negocio podría no ser relevante en 6 meses
Hoy no tiene sentido hacer un plan de negocios, porque no puedes planear qué tan rápido van a cambiar las expectativas del consumidor. En vez de eso hay que tener un modelo de negocio en mente y estar preparado para cambiarlo en la medida que el mercado cambia. Primero, debes ser interactivo, entender que todo lo que haces está en versión beta y probablemente necesite ser adaptado. Segundo, mide qué está funcionando en tiempo real; para eso, el análisis de datos es la clave. Tercero, no importa si tu producto no es perfecto aún, es mejor sacarlo al mercado y ver si a la gente le gusta. Y cuarto, tiene que ser maleable, gastar tan poco como sea posible en la startup pues puede haber tres o cuatro cambios en el modelo de negocio antes de que finalmente encuentre la forma de ser rentable.