Empresarios advierten que la inestabilidad afectará la inversión en el Perú

Ahora ya saben que el Gobierno cede ante la toma violenta de vías. Falta difundir entre la población beneficios de los proyectos privados

*Por: Luis Davelouis Lengua* El manejo que el Gobierno ha hecho de la crisis de Bagua habría generado, en opinión de buena parte del empresariado, un mal precedente frente a las protestas sociales que han surgido posteriormente, lo que ahuyentará las futuras inversiones, pues crea un ambiente de inestabilidad en el largo plazo. Casi todos los consultados, coincidieron en que se debió trabajar preventivamente visitando las zonas en conflicto, cosa que no se hizo o que se quiso hacer cuando ya era muy tarde. “No se debió dejar que el problema [de Bagua] siguiera creciendo como lo hizo, se debió atender de manera mucho más rápida y directa, explicándole a la población cuáles eran los beneficios que suponía la inversión que se pensaba realizar y qué lo que se perdería de no realizarse”, sostuvo el presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Peter Anders Moores. La gerenta general de Cómex, Patricia Teullet, afirmó que “este es un problema de gobierno que debería haber implicado una actividad de comunicación y anticipación a los problemas y no dejar que estos se apaguen solos, como ocurrió. El Gobierno no está cumpliendo con su mandato [...] el ir a negociar cuando ya todo está perdido; ni siquiera está negociando, se está firmando ante las exigencias, porque ya saben que el Gobierno cede ante el mecanismo de tomar carreteras con más violencia”. *AFECTARÁ LA INVERSIÓN* El gerente general de la Compañía de Minas Buenaventura, Roque Benavides, agregó que “esto definitivamente nos hace daño como país, quienes invierten en el Perú, nacionales y extranjeros, quieren tranquilidad para desarrollar su actividad económica [...] ¿qué culpa tiene un inversionista de que el Estado no esté cumpliendo con las obligaciones de salud, educación e infraestructura que le corresponden?”. Anders Moores coincidió con él, pues —aseguró— la inversión busca estabilidad de largo plazo y las protestas no la garantizan por lo que “esta se verá afectada negativamente”. Sin embargo, dijo que la inversión seguirá fluyendo porque el empresariado nacional seguirá apostando por el Perú. En ese mismo sentido, el vicepresidente ejecutivo comercial de Interbank, Andrés Muñoz Ramírez, explicó en la víspera que buena parte de la inversión no se detendrá porque “ya está planeada y parcialmente realizada”. “Muchas empresas ya empezaron a invertir y deben proteger esa inversión continuando con el desarrollo de sus proyectos [...] de otro modo, generarían una pérdida financiera o incluso buena parte de esa inversión”, explicó el banquero. *TAREA DE TODOS* Dos puntos adicionales de coincidencia entre todos los entrevistados, fueron la necesidad de mantener la paz y el respeto por las instituciones democráticas y que la tarea de informar no debe solo recaer sobre el Estado, sino también sobre el empresariado. “El Estado debe acompañar a la inversión privada satisfaciendo necesidades básicas de la población, pero también le toca, al lado de los empresarios, explicar cuáles son los beneficios de realizar las inversiones y los costos de no hacerlo”, argumentaron Prialé y Anders Moores. *Cuestionan papel de la prensa* Entre los empresarios que entrevistamos, algunos se pronunciaron sobre el papel que desempeña la prensa en este contexto, pero pidieron no ser citados. Para ellos, la prensa no debería prestar tanta atención a sucesos como el de Bagua —y en general a noticias “desestabilizadoras”— porque —según ellos— le dan una idea equivocada al mundo sobre cómo va avanzando y desarrollándose el país. “Regresaba de Europa y tomé el periódico en el avión… todas las noticias eran negativas [...], eso no está del todo bien”, nos comentó uno.

Tags relacionados

Protestas

Inversiones

Empresarios