Jeff Bezos, el emprendedor futurista que decidió comprar un periódico

El Washington Post se suma al portafolio de inversiones de Bezos, dominado por el comercio online, las naves espaciales y los robots

Jeff Bezos, el emprendedor futurista que decidió comprar un periódico

ALEJANDRA COSTA

Jeff Bezos, nuevo dueño del emblemático periódico The Washington Post, ha aprovechado su capacidad para imaginar el futuro y pensar en el largo plazo para transformar una pequeña empresa de e-commerce, en la que invirtió US$300 mil, en un imperio que le ha permitido amasar una fortuna personal de US$25.200 millones.

Graduado de Ingeniería Eléctrica e Informática en la Universidad de Princeton en 1986, renunció a su trabajo en Wall Street y lanzó la librería online Cadabra.com en julio de 1995, apostando a la futura masificación del Internet.

Cadabra.com fue rebautizada como Amazon.com, transformada en una tienda de diversos artículos y ahora reporta ventas por US$61.000 millones anuales.

Bezos también logró revolucionar los hábitos de lectura cuando puso en el mercado el Kindle, un aparato portátil especialmente diseñado para leer, en el 2007. Más adelante, lanzó las tablets Kindle Fire para competir con gigantes de electrónica como Apple y Samsung y ahora prepara un smartphone con pantalla 3D.

INVERSIÓN Y AVENTURA
El resto de su portafolio de inversiones es, a ojos de los anclados en el presente, incluso más arriesgado y adrenalínico de lo que pudo ser Amazon en los noventa.

Bezos fundó en el 2000 la empresa Blue Origin, una compañía de investigación y desarrollo de Texas que busca construir una nave espacial que pueda despegar y aterrizar verticalmente, permitiendo que viajar por el espacio sea más económico y menos riesgoso.

En marzo de este año, otra de sus empresas, Bezos Expeditions, rescató los motores perdidos del Apollo 11, la primera nave en llegar a la luna, del fondo del Océano Atlántico.

Los robots son otra pasión del futurista emprendedor, que compró en marzo del 2012 la empresa de robótica Kiva Systems por US$*775 millones*.

Alejado de la tecnología, pero también demostrando que está más adelantado que muchos de sus compatriotas, en julio del 2012 donó US$2,5 millones a la organización Washington United for Marriage, que promueve la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Washington.