Luis Carranza: "El crédito sigue fluyendo al sector real de la economía"

Ministro respondió sobre cómo el Perú ha enfrentado el primero año de la caída de Lehman Brothers. “Habrá una recuperación para el segundo semestre”, aseguró

*¿El Perú llegó a estar en recesión como sostienen algunos economistas?* Generalmente se define una recesión como dos trimestres consecutivos de caída del PBI. Si bien en el segundo trimestre del año el PBI cayó 1,1%, esta es la primera caída en 31 trimestres, bajo esta definición entonces no estaríamos en recesión. Por otro lado, la producción no es la única variable que debe tomarse en cuenta. El National Bureau of Economic Research (NBER) para definir la ocurrencia o no de una recesión en EE.UU. no solo toma en cuenta el PBI sino también otras variables, como empleo, ingresos reales, etc. que permiten un análisis más completo de lo que está pasando con la actividad económica. *Pero esas variables también se han deteriorado por la crisis* Si las miramos, vemos que el empleo, a pesar de su desaceleración, sigue creciendo, al igual que los ingresos y el consumo privado. El crédito sigue fluyendo al sector real de la economía. La inversión se vio afectada por el contexto de incertidumbre a inicios del año, más que por consideraciones de desconfianza en el crecimiento de mediano plazo del país. Hay en nuestro medio quienes toman en cuenta el PBI en términos desestacionalizados, donde sí se ha visto una caída en los dos últimos trimestres del año. Sin embargo, esta parece ser la versión más pesimista. *¿Ha terminado la crisis para el Perú? ¿Hemos tocado fondo? ¿Por qué?* Lo más probable es que la economía haya tocado fondo y existen fundamentos que apuntan a una recuperación para el segundo semestre. Por ejemplo, las industrias vinculadas al sector externo ya muestran signos de estabilización, acordes con la recuperación de los mercados financieros y la mejora en el sector real de la economía internacional. La política monetaria expansiva del BCR ha permitido la reducción de las tasas en soles. Por otro lado, el impulso fiscal se sentirá con mayor fuerza en el segundo semestre ya que la inversión pública crecerá cerca de 50% para cerrar el año 2009 con un crecimiento del 40%. *¿Y cuál cree que ha sido el impacto en la economía de las empresas y de las familias peruanas?* La situación financiera de empresas y familias se mantiene sólida a diferencia de crisis anteriores y el financiamiento sigue fluyendo al sector real de la economía. Asimismo, se observa un repunte en la confianza empresarial y de los consumidores que indica una recuperación del consumo y de la inversión privados en los próximos meses. Los indicadores líderes también muestran un repunte. *Se ha dicho que el Perú podría crecer a tasas de 7% a partir del 2010. ¿Es eso realmente posible?* En la medida en que el crecimiento de nuestros principales socios comerciales se recupere, la economía peruana podrá retomar tasas de crecimiento entre 6% y 7%. Las proyecciones del último Marco Macroeconómico Multianual (MMM) presentado en agosto son consistentes con la recuperación esperada de la economía mundial; así con un crecimiento de nuestros socios comerciales de 2,3%, la economía peruana podrá crecer 5% el próximo año. Para el 2011, nuestros principales socios comerciales crecerían cerca de 4% y la economía local lo haría al 6%. *¿Impulsado en qué sectores o actividades?* El Instituto Peruano de Economía estima que la brecha de infraestructura asciende a US$37.760 millones. En tal sentido, existen amplias posibilidades para seguir creciendo en infraestructura. El plan de estímulo económico (PEE) compatibiliza la necesidad de corto plazo de dar estímulo económico y la de largo plazo de reducir la brecha de infraestructura ampliando el potencial productivo del país. En el 2009, la inversión pública como porcentaje del PBI ascenderá a 5,9% y se ubicará en su nivel más alto de los últimos 23 años. Para los próximos años, la inversión pública se ubicará entre el 6% y 7% del PBI, lo que constituye un cambio sustancial respecto de la primera parte de la década. Finalmente, nuestro país tiene posibilidades importantes producto de su rezago, frente a otros países. Los sectores como construcción y servicios tienen muchísimo para crecer. Lo mismo ocurre con el empleo. La alta informalidad ha generado una inmensa oferta de trabajo, lista para acceder a la economía moderna sin que se generen cuellos de botella. Esto ilustra las posibilidades que existen para los próximos años, lo que permitiría seguir creciendo a tasas elevadas entre 6% y 7%.

Tags relacionados

Luis Carranza

economia Peru

MEF