Nueva regulación por uso de tarjetas de crédito en EE.UU. beneficiará a latinos

La medida busca evitar los endeudamientos. Un estudio revela que cerca de la mitad de latinos se atrasó en el pago de sus créditos en el 2006

Las nuevas regulaciones sobre tarjetas de crédito –recién aprobadas por el Senado- beneficiarán a los hispanos y negros de Estados Unidos, que suelen ser los más afectados por deudas, según Melody Barnes, asesora del presidente Barack Obama. "En la comunidad latina hay una presencia masiva de gente adeudada que usa sus tarjetas de créditos con más frecuencia por variadas razones", dijo Barnes. "Con frecuencia, las dificultades conducen a muchos a la bancarrota". Con relación a sus ingresos anuales, las familias de bajos ingresos son las que gastan seis veces más en pagos de tarjetas de crédito comparado con las familias de ingresos altos, según un estudio del Consejo Nacional de La Raza. *MÁS DATOS* Una encuesta de la corporación Gallup, de Washington, muestra que las familias que ganan menos de 20.000 dólares al año (unos 1.700 al mes) destinaban un 14,3% de sus ingresos al pago de tarjetas de crédito. Este porcentaje es casi 7 veces mayor que el 2,3% de las familias que ganaban 100.000 dólares o más (8.200 dólares al mes). El estudio dice que casi 4 de cada 5 latinos que tienen tarjetas de crédito están sujetos a altas tasas de interés, que casi siempre son más del 20%. Debido a que estos tarjetahabientes no tienen recursos financieros se vuelven más vulnerables a las multas por pagos atrasados. Otra investigación de la Universidad de Arizona en Tucson señaló que entre los individuos que incurrieron en atrasos en el 2006, el 43,9% eran hispanos. La Comisión Federal de Comercio dice también que 1 de cada 7 latinos es víctima de fraude en las tarjetas de crédito, más del doble de los no hispanos. La Federación del Consumidor de Estados Unidos afirmó en un estudio del 2007 que los latinos (25%) superan a los negros (23%) en tener 1 o más tarjetas de crédito. Los blancos están primeros con 43%, pero estos son también los más endeudados: el 5% tiene una deuda mayor de 5.000 dólares contra 3% de hispanos y negros. Las nuevas regulaciones, que entrarán en vigencia dentro de nueve meses, establece límites sobre alzas inesperadas en las tasas de interés, costos por pagos atrasados e incluso los cargos de las empresas emisoras por recibir pagos telefónicos, que agravan el endeudamiento de los usuarios.