Pobladores son capacitados para aprovechar la Interoceánica Sur

Se las instruye en econegocios, turismo sostenible y conservación. Estudio dice que beneficios de la vía sumarán US$1.857 millones el 2030

*Por Silvia Mendoza* Hace un par de años Santusa Vargas ni siquiera se habría atrevido a soñar con tener un auto. Ahora sueña porque la cría de cuyes ya no es una labor accesoria que realizaba en su cocina. Sueña porque la cría del roedor es un ingreso adicional para su hogar, dinero que —dice con alegría— asegurará la educación para sus dos niños. Y es que el innato instinto empresarial de Santusa, sumado a la capacitación en la crianza técnica que recibió de ISUR, la ha llevado a la conclusión de que su comunidad y su familia necesitan tres cosas para dejar atrás la pobreza: un camal para beneficiar a sus animales, un restaurante para ofrecerlos con valor agregado a los turistas y un auto para colocar sus productos en nuevos mercados. Una integración vertical (como dirían los economistas), que ahora es posible porque la "Interoceánica Sur":http://elcomercio.pe/impresa/notas/fines-2010-estara-lista-interoceanica-sur/20090805/323486 ha reducido de 8 a solo 2 horas el acceso a los dos principales mercados de cuyes: Cusco y Tipón. “Antes los animales de seis meses los vendía a S/.3, ahora que ya sé cómo criarlos los vendo más gorditos, de solo cuatro meses, a S/.14”, cuenta. Delcy Machado, director de ISUR, explica que hasta el 2013 se impulsarán 18 proyectos para la creación de oportunidades sostenibles que beneficiarán a los pobladores asentados a lo largo del segundo y tercer tramo de la IIRSA Sur. Los proyectos se dividen bajo los rubros: econegocios, turismo sostenible, conservación y gobernanza. *OTRA MIRADA* De espaldas al apu Ausangate, Antonio Rodríguez explica que el mirador-parador Ausangatec Hatun Pukaran es el orgullo de Cuyuni, porque su construcción y administración han llegado de la mano de la capacitación en hostelería, gastronomía y artesanía de 12 jóvenes de su comunidad que ahora tienen un oficio. A su vez, Felipa Rojo, de la comunidad de Ausangate, cuenta que hasta el año pasado no se había preocupado por realizar el empadre selectivo de su ganado, mejorar su alimentación y protegerlo del frío. Pero ahora se define a sí misma como “plantelera”, es decir, una criadora de alpacas. Como ella, varias familias de Marcapata han sido capacitadas para mejorar genéticamente sus alpacas. Ambos ejemplos de emprendimiento no podrían sostenerse de no ser por la cercanía de la IIRSA Sur, carretera que ha generado polémica desde que recibió luz verde para su construcción. Sin embargo, aun antes de su inauguración ya es una herramienta eficiente contra la pobreza si se la combina con programas de mitigación del impacto ambiental y el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades aledañas. Según José Luis Bonifaz, coautor del libro “Estimación de los beneficios de la carretera Interoceánica”, publicado por la Universidad del Pacífico, los beneficios directos e indirectos de la vía para la región sur sumarán US$1.857 millones hasta el 2030. El investigador destaca que la carretera no solo ha dinamizado el transporte, sino que ha incentivado el comercio y el turismo, así como las inversiones en la agricultura. *SEPA MÁS* *** En un inicio se previó que la IIRSA Sur costaría unos US$800 millones. El MTC anunció este año que el presupuesto es US$1.620 millones. *** ISUR, que cuenta con el apoyo de Conservación Internacional, el BID, la CAF y Conirsa, tiene previsto invertir US$12,5 millones hasta el 2013. *** En el 2008 se alcanzó el tráfico proyectado para el 2016 en el segundo tramo de la IIRSA Sur.