¿Qué hacer para prolongar la vida útil de tu vehículo?

Casi todos los conductores desarrollan una serie de vicios al volante que pueden reducir considerablemente los años de vida y hacerles gastar más de la cuenta

¿Qué hacer para prolongar la vida útil de tu vehículo?

JUAN CARLOS CUADROS

Todo vehículo requiere de ciertos cuidados y mantenimiento en forma periódica. No se trata solo de tener las llantas infladas, el tanque con combustible y arrancar. Si le damos un buen cuidado hará que su vida útil se prolongue.

Si no tiene carro y piensa comprarse uno, le recomendamos primero analizar sus necesidades y luego valorar las ofertas del fabricante. De poco le servirá adquirir una 4×4, full equipo, si solo circulará por la ciudad. El gasto en combustible será elevado, salvo que convierta su vehículo a gas natural vehicular (el costo de este servicio varía entre los US$300 y US$1.200. Hay más de 175 talleres autorizados por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones).

El consumo promedio en combustible, el costo del servicio posventa o el precio de los seguros deben ir necesariamente de la mano con su estilo de vida. En otras palabras, debe adquirir un modelo que pueda mantener. Las diferencias de precio entre algunos concesionarios varían hoy entre US$3.600 y US$5.200 en un mismo modelo, con márgenes de ganancia cercanos al 19%.

Los vehículos nuevos traen de fábrica –y por lo general está en la guantera– un manual que indica cada cuántas millas o kilómetros deben ingresar al servicio (por lo general empieza a los 5 mil km, luego sigue a los 10 mil km, 20 mil y así hasta completar los años de garantía). Este incluye afinamiento, cambio de aceite, revisión del nivel de hidrolina (en las cajas de timón y cambios), suspensión, dirección y frenos.

Debe cumplir con las recomendaciones del fabricante, si no, tendrá problemas: ello significará un gasto de entre S/.235 y S/.565 por afinamiento, dependiendo de la marca y antigüedad del vehículo. Ahora, si maneja mal y encima trata mal a su vehículo, no solo pondrá en riesgo su vida, sino que elevará tremendamente los gastos de mantenimiento.

VERIFICACIÓN MENSUAL
El mantenimiento de un vehículo debe verse como una rutina básica. Verifique por lo menos una vez al mes algunos aspectos básicos como los frenos, las fajas, las llantas, el estado de la batería, el nivel de aceite, el agua del radiador y las luces.

En cuanto a los frenos, la verificación incluye el líquido de frenos. Revise el recipiente que lo contiene. Si ha bajado, puede haber fugas, pero si no hay manchas visibles, puede que las zapatas o pastillas de freno estén gastadas. Un servicio integral puede costar, dependiendo del taller en que lo haga, entre S/.75 y S/.156.

Esto representa un gasto menor si tiene en consideración lo que podría desembolsar si se accidenta y choca con otro vehículo. Si tiene la culpa, el seguro no le cubrirá nada.

Otro aspecto en el que no reparamos es el estado de las fajas de ventilación y el aire acondicionado. Si están flojas o muy delgadas, harán que el motor pierda fuerza y demande un mayor gasto de combustible (entre uno o dos galones de más por semana: de S/.9,5 a S/.36,8).

AROS Y LLANTAS
Unas ruedas desinfladas y un filtro de aire sucio aumentan el gasto en combustible entre S/.40 y S/.125 mensuales, mientras que unas bujías sucias lo incrementan hasta en un 10%.

Todo fabricante indica la presión a la que mejor funcionan sus neumáticos. Cuando es baja, aumenta el consumo. En cambio, si las llantas están demasiado hinchadas lo desestabilizan y ponen en peligro la distancia de frenada. Mantenerlas en el nivel justo y pasar las revisiones recomendadas rebaja el consumo y evita reparaciones costosas.

Un medidor de aire o manómetro cuesta entre S/.9,90 y S/21,90. Si se le baja una llanta, no la ruede. También demanda un gasto en combustible y fuerza el motor. Una llave de ruedas cuesta S/.14,90, una gata hidráulica sencilla S/.79,90 y un inflador de mano S/.15,90.

La maletera no debe servir de cajón de sastre. Llevarlo cargado en exceso lastra el movimiento, con el consecuente incremento del consumo de combustible. Está comprobado que por cada 100 kilogramos de peso adicional, el automóvil gasta un 5% más de carburante. Lo mismo que si viaja siempre con el aire acondicionado prendido.

Y si no tiene asegurado el carro, le recomendamos un seguro. El SOAT varía entre S/.110 y S/.130. Un seguro contra robos bordea los US$800 anuales y un rastreador satelital US$200. Si busca algo más cómodo, un bastón de seguridad le sale por S/.69 y una traba para el timón S/.39,90.