Llegar al altar no tiene por qué costar un alto precio en joyas

La crisis económica mundial ha disparado el precio del oro al alza, pero existen alternativas para adquirir anillos de boda y compromiso más económicos

Llegar al altar no tiene por qué costar un alto precio en joyas

JUAN SALDARRIAGA
El Comercio

La crisis económica mundial ha respetado y sigue respetando a la economía peruana. Sin embargo, parece no haber hecho lo mismo con la economía de los novios.

En efecto, quien hoy se anima a seguir el laborioso camino que conduce al altar, deberá gastar casi el doble de lo que hubiera gastado más de un lustro atrás en cada una de las joyas que pondrá de manifiesto su determinación por casarse: el aro de compromiso y los anillos de boda. Claro, siempre y cuando estas prendas hayan sido elaboradas, según manda la norma, con oro de 18 kilates.

La elevada cotización del metal dorado con el que se confeccionan las prendas nupciales más representativas es una de las herencias de la crisis económica mundial. Al destruir la tradicional confianza del público en vehículos de inversión antiguamente sólidos, como el dólar y las acciones bursátiles, el oro ha quedado en pie como el único activo refugio confiable, capaz de atraer sobre sí el interés de inversionistas de todo tamaño y condición.

Ello, sumado a la oferta restringida que hay de este metal precioso en el mundo, explica muy bien por qué su cotización ha venido creciendo en los últimos años.

Un amigo mío rememoraba hace poco la no tan lejana fecha –el año 2006– en que el gramo de oro costaba S/.60 en el Palacio de las Novias. Hoy, el gramo del metal precioso cuesta entre US$60 y US$65 en un taller de joyería. El precio del oro ha seguido un ascenso meteórico desde el año 2003, cuando se cotizaba en US$358,97 la onza. Hoy su valor se sitúa en US$1.597,6 .

Rob McEwen, fundador de la minera aurífera Goldcorp, ha llegado a sugerir que la cotización del metal dorado puede alcanzar la estratosférica suma de US$5.000 la onza en la presente década. Si eso llega a suceder, el oro estaría fuera del alcance de los dedos anulares de muchas novias y novios.

ORO Y DIAMANTES
La doctrina manda que los anillos de boda deben pesar, como mínimo, 10 gramos del metal escogido, generalmente, oro.

En Joyería Murguia, el precio promedio de dos aros matrimoniales de oro amarillo, de 18 kilates y 11 gramos de peso, bordea los S/.3.000. “Generalmente no hace falta algo más caro que eso”, comenta Rafael Jimenéz Fernández, subgerente de Murguia en la tienda de Miraflores.

La cotización del oro es el factor determinante en la inversión que los novios deben realizar para adquirir sus anillos de boda. No sucede lo mismo con el aro de compromiso, cuyo precio varía dependiendo de la piedra preciosa que se utilice para su confección.

En Murguia, por ejemplo, el material utilizado es el diamante. El anillo de compromiso más cómodo que uno puede adquirir en esta tradicional joyería cuesta US$500.

“El gasto promedio que un novio efectúa en nuestras tiendas por un anillo de compromiso confeccionado con oro de 18 kilates y diamantes, fluctúa entre S/.4.000 y S/.5.000”, dice.

Los diamantes que Murguia utiliza son suministrados por un broker en Amberes, Bélgica, que garantiza la calidad y fuente confiable del producto. El oro es suministrado por proveedores nacionales.

PARA TODOS LOS BOLSILLOS
Se suele aconsejar a quien va a comprar un anillo de compromiso que gaste en él una suma equivalente a su salario mensual.

De Beers, el productor de diamantes más grande del mundo, va un paso más allá y sugiere que dos meses de sueldo es la suma más apropiada.

En el Perú, donde el salario mínimo vital se sitúa en S/.750, es posible cumplir con la primera norma sin demasiada dificultad.

Una búsqueda rápida por Internet nos revelará catálogos con precios asequibles para todas las escalas salariales.

Por ejemplo, si usted busca un anillo de oro de 18 kilates con más de 4 gramos de peso (lo mínimo ideal), puede conseguirlo a US$220 o US$260 con un brillante o circonio.

Si desea invertir algo menos, puede prescindir también del oro. En ese caso, las opciones que le quedan son la plata y el platino. Así, si se decide por un aro de plata, puede llegar a conseguirlo a precios que fluctúan entre S/.90 y S/.200.

Si desea ahorrar aún más, puede adquirir también los dos aros de matrimonio elaborados en plata por un costo total de entre S/.70 y S/.200.

Igual, comprar anillos de oro seguirá siendo la mejor inversión. No importa cuanto suba de precio, siempre será mejor adquirirlos hoy que mañana o que pasado mañana. De eso no hay duda.


Tags relacionados

Matrimonio

Joyas

joyería