Antidumping a prendas chinas divide a industriales e importadores

La SNI saludó la decisión de Indecopi, pero Cómex Perú consideró que la sanción comercial no tiene un sustento adecuado

Antidumping a prendas chinas divide a industriales e importadores

(Foto: Archivo El Comercio)

ALEJANDRA COSTA/CECILIA NIEZEN

Mientras, por un lado, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) saludó la decisión de Indecopi de aplicar medidas antidumping a la importación de cinco tipos de prendas chinas, por el otro, Cómex Perú calificó la resolución de “grave error”.

¿Hace falta proteger a la industria de textiles y confecciones?

“La investigación demuestra que la Comisión de Fiscalización de Dumping y Subsidios de Indecopi, se basó en un trabajo estrictamente técnico, serio y objetivo”, consideró el gremio industrial.

Por el contrario, Eduardo Ferreyros, gerente general de Cómex Perú, consideró que el Indecopi el sustento de la decisión, que beneficia a la industria de confecciones local, no cumple las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Se ha cometido un grave error, pues el sustento no cumple con las normas de la OMC, que exige que se pruebe un daño grave a la rama de producción nacional. En este caso, el daño que demuestran es que han perdido participación de mercado y no han crecido lo que se suponía que debían crecer”, comentó.

*contrap
Asimismo, la SNI saludó que la resolución indique que las importaciones de prendas chinas a valores iguales o superiores al valor normal, no se tendrán que pagar el derecho antidumping, así que solo se impactará a los que tienen malas prácticas comerciales.

Indecopi detalló que los derechos han sido establecidos de forma tal que solamente queden afectas las prendas de vestir chinas que sean importadas a precios menores o iguales a US$ 6.73 (en el caso de las camisas), US$ 1.24 (medias y similares), US$ 15.98 (pantalones y shorts), US$ 4.33 (polos) y US$ 1.59 (ropa interior).

“Considerando estos criterios, se garantiza que las medidas impuestas tendrán un impacto mínimo en los precios finales a los consumidores”, comentó.

Sin embargo, Ferreyros consideró que, en este caso, “se ha querido dar protección a las empresas a costas de los consumidores peruanos, que vamos a tener que comprar ropa más cara”, finalizó.