El balance de los principales gremios empresariales a un año de gobierno de Humala

En diálogo con elcomercio.pe, empresarios señalan los aciertos y desaciertos de la actual gestión en materia económica

El balance de los principales gremios empresariales a un año de gobierno de Humala

IVAN ÁLVAREZ ARREDONDO (@ialvareza)
Redacción online

La llegada de Ollanta Humala Tasso al poder provocó inicialmente mucha incertidumbre en el campo económico, sobre todo por su discurso durante la campaña electoral. Los mercados no se demoraron en reaccionar cuando los primeros resultados lo colocaron como virtual ganador de las elecciones: el 6 de junio del año pasado, un día después de concluida las votaciones, la Bolsa de Valores de Lima (BVL) anotaba la mayor caída de su historia al desplomarse 12,5 puntos porcentuales.

Lo que vino después fueron pedidos constantes de distintos frentes para que el nuevo mandatario dé señalas claras de que continuaría con el modelo económico de libre mercado vigente desde 1990. Y la respuesta de Humala Tasso no demoró, pues el 17 de julio del 2011 ratificó a Julio Velarde al frente del Banco Central de Reserva (BCR) y, siete días después, designó a Luis Miguel Castilla como titular de la cartera de Economía y Finanzas.

Casi doce meses han pasado desde que el líder de Gana Perú se instaló en Palacio de Gobierno, y los principales gremios empresariales dicen que el balance es positivo sobre lo hecho en materia económica, aunque afirman que aún se debe trabajar en acelerar las inversiones en infraestructura, solucionar el clima de inestabilidad social para no espantar las inversiones y destacar las bondades del modelo económico. En diálogo con elcomercio.pe, estas fueron sus respuestas sobre el primer año de gobierno:

1. Humberto Speziani, presidente de Confiep. El gobierno de Humala y el ministro Castilla han hecho un buen trabajo, teniendo en cuenta el entorno internacional. Tenemos a la China y a Brasil casi parados en su crecimiento, pero en el Perú seguimos creciendo a pesar de los problemas externos e internos, lo cual es reflejo del buen manejo económico. Sin embargo, nos falta invertir con más celeridad en infraestructura ya sea a través del Estado o de asociaciones público-privadas, no hay una planificación de infraestructura en su totalidad. También se debe trabajar más en las trabas burocráticas que detienen el desarrollo de los proyectos.

Los conflictos sociales han estado presentes influenciados por grupos radicales, hay que buscar una concertación entre la insatisfacción social y el accionar del modelo económico, no podemos prescindir de la minería porque es el bastión de la economía nacional.

Frente al próximo discurso presidencial, esperamos que se reafirme el modelo de crecimiento, que es lo que va a sacar al país de la pobreza. Nosotros debemos de tener una mayor responsabilidad social, estamos ayudando a eso, porque el empresario es un aliado del crecimiento y del Perú.

2. Samuel Gleiser, presidente de la Cámara de Comercio de Lima. El gobierno ha cumplido con el compromiso de garantizar la continuidad en el manejo de política fiscal y monetaria, preservando así el crecimiento con estabilidad macroeconómica, lo que ha permitido enfrentar con relativa tranquilidad el entorno internacional. No obstante, hay un notable incremento de los conflictos sociales afectando la confianza de los agentes privados y si el Fenómeno de El Niño se agudiza, afectaría el desempeño de la agroindustria y la pesca.

En el primer año, el gobierno ha cumplido con iniciar la mayoría de compromisos asumidos en la hoja de ruta, especialmente los programas sociales Juntos, Cuna Más, Pensión 65, Beca 18, entre otros; sin embargo, los programas mencionados requieren mayor efectividad de gestión. También la lenta ejecución de presupuestos es un problema serio y aún no se realizan los esfuerzos suficientes para ampliar la base tributaria.

Esperamos que el actual gobierno anuncie reformas con visión de largo plazo en el campo institucional, educación, salud, tecnología e innovación, las que deben ser complementadas con una mayor inversión en infraestructura y en capital humano, por mencionar las más trascendentes, a fin de obtener un crecimiento alto y sostenido y generar empleo de calidad e ingresos adecuados, elementos claves para reducir la pobreza e inequidad.

3. Luis Salazar Steiger, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias. El resultado del primer año de gobierno es bueno. Seguimos creciendo pese a la coyuntura economica externa. Sin embargo vemos puntos críticos que deben ser resueltos: la institucionalidad y la inseguridad. Los industriales apostamos por el Peru, queremos hacer mas inversiones, crear más empleos, dar valor agregado a nuestra oferta exportable, ganar más competitividad, pero necesitamos que nuestras autoridades acompañen ese esfuerzo generando un clima de confianza.

Esperamos que en el discurso presidencial se priorice el tema de la institucionalidad y el respeto al estado de derecho. Los condenables hechos de violencia de los ultimos meses que han enrarecido el clima de inversiones merecen especial atención. Aguardamos definiciones en cuanto a la política laboral: la Ley General del Trabajo es necesaria, pero debemos tener cuidado en las rigideces. Y como industriales estaremos atentos a que el jefe de Estado brinde detalles acerca de su propuesta de industrializar el pais, que mencionó en días pasados.

4. Pedro Martínez, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía. Creo que definitavamente el balance es positivo de este primer año porque creemos que la única forma de conducir el bienestar de las familias peruanas consiste en profundizar este modelo de desarollo económico, por el cual se decidió continuar, respetando las reglas de juego establecidas y contribuyendo a una mayor inclusión social: con más inversiones se genera trabajo y recursos, los cuales pueden destinarse a infraestructura, salud, educación, entre otros sectores.

Los conflictos sociales que se registraron atentan contra las expectativas y la certidumbre que requiere los inversionistas, nosotros creemos que la presencia de estos conflictos son los que han marcado el punto más débil en el manejo gubernamental. Sin embargo, en la medida que el Estado esté presente y sea partícipe de los requerimientos de algunos sectores de la población, creemos que los resultados van a ser positivos, porque a veces son las empresas las que tiene que acudir con infraestructura, salud, educación en beneficio de las poblaciones donde se desarrollaban proyectos mineros o energéticos, pero el Estado es el gran ausente.

En el discurso presidencial, esperamos que se aborde una profundización de las inversiones no solo en el campo minero, sino también en otros sectores, sobre todo en infraestructura porque en la medida que el Perú siga creciendo va a demandar más aeropuertos, puertos, ferrocarriles, carreteras, etc. El otro punto clave es que debe de haber un pronunciamiento en que todo este desarrollo debe venir acompañado de seguridad jurídica, pero también de seguridad ciudadana, es una área en el cual se debe trabajar.