China no da abasto con pedidos de vuvuzelas: fabrican 20 mil por día

La prensa china afirma que el 90% de las vuvuzelas vendidas en Sudáfrica son fabricadas por su industria. Creen que la fiebre por los instrumentos no acabará tras el Mundial

Si el estruendo de las vuvuzelas le están arruinando la Copa Mundial, no espere demasiada compasión de la empresaria china Gua Lili.

La Fábrica de Juguetes Guagda de Gua, en la región industrial oriental de Yiwu, ha producido y despachado más de un millón de las cornetas de plástico que se han convertido en uno de los símbolos del Mundial de Sudáfrica. Y siguen fabricando 20.000 por día.

La prensa china asegura que el 90% de las vuvuzelas vendidas en Sudáfrica durante el Mundial son de fabricación china, especialmente de plantas en las provincias de Zhejiang, donde se encuentra Yiwu, y de Guangdong, en el sur.

Gua apuesta a que el fenómeno de las vuvuzelas no desaparecerá cuando termine el Mundial.

“Creemos que el mercado de las vuvuzelas crecerá después del torneo pues las trompetas gustan mucho en otros países”, afirmó.

Gua dijo que incluso en China, Europa y Estados Unidos había demanda de vuvuzelas. Las trompetas aparecieron hace poco en un partido de béisbol entre Boston y Arizona en el Fenway Park de Boston.

Abundan los detractores de las vuvuzelas por el estrépito que generan, incluidos muchos jugadores que dicen que no pueden escuchar instrucciones.

Las trompetas de plástico aparecieron por primera vez en el 2001 y han pasado a ser una tradición en los espectáculos deportivos de Sudáfrica.

Los comerciantes sudafricanos las hacen fabricar en China porque ese país ofrece un producto más barato, de calidad decente.