Cobre: Desaceleración de China tendría efecto limitado

El precio del cobre ha caído 9% desde que alcanzó su máximo del año el pasado 13 de febrero, indica Scotiabank

Cobre: Desaceleración de China tendría efecto limitado

La desaceleración de China habría sido provocada por los propios ajustes que viene realizando el gobierno chino para enfriar al sector inmobiliario y al crédito de corto plazo.

Durante los tres últimos meses el precio del cobre ha seguido una trayectoria descendente. En febrero del 2017 alcanzó US$2,77 por libra, su nivel más elevado desde mayo del 2015, en un contexto de mayor confianza entre los inversionistas por los buenos in dicadores económicos que venía registrando China y por expectativas favorables ante el nuevo gobierno estadounidense que anunciaba un mayor gasto en infraestructura, aunque sin dar mayores detalles.     


Según el último Reporte Semanal de Scotiabank, el precio del cobre ha caído 9% desde que alcanzó su máximo del año el pasado 13 de febrero. Esta caída ha sido propiciada por  factores estructurales  y coyunturales. Los factores estructurales tienen que ver con algunas políticas restrictivas al crédito  – principalmente de corto plazo -  y al mercado inmobiliario impuestas por el gobierno chino que desacelerarían más a la economía de ese país. Además está la mayor incertidumbre respecto a las propuestas de gasto en infraestructura del Presidente Trump. El poco detalle que se ha conocido sobre la reforma fiscal en EE.UU ha incrementado las dudas sobre la factibilidad de incrementar el gasto en infraestructura.  

Coyunturalmente, un incremento puntual en los inventarios de cobre durante la primera semana de mayo alertó a los inversionistas sobre una contracción en la  demanda de cobre de China. Sin embargo, este incremento habría sido provocado intencionalmente   por un agente del mercado para tomar ganancias .   

Las nuevas restricciones al crédito y al mercado inmobiliario en China, podrían tener un impacto negativo en la demanda de cobre. No obstante,  éste sería contrarrestado por la inversión pública y por el repunte en la inversión privada. El ruido que provocan las medidas de ajuste en un contexto en el que las posiciones largas – apuestas a que el precio del cobre va subir -  en los mercados financieros se mantienen en niveles elevados podrían generar presiones de corto plazo sobre el precio del cobre.    
 
CHINA: DESACELERACIÓN DESCONTROLADA
Algunos indicadores económicos de China correspondientes a los primeros meses del 2017 han empezado a mostrar cierta desaceleración. Así, la producción manufacturera alcanzó en abril su nivel más bajo desde octubre del 2016 (51,20 puntos), la inversión en redes de energía acumula un incremento de 2% en el primer trimestre (41% en el primer trismestre del 2016) y  la construcción inmobiliaria  acumula un incremento de 11% a abril (21% a abril del 2016).   
 
La desaceleración de China habría sido provocada por los propios ajustes que viene realizando el gobierno chino para enfriar al sector inmobiliario y al crédito de corto plazo. Estas políticas están dirigidas a tener un crecimiento más sostenido en el largo plazo, por lo que si bien podrían limitar el incremento de los precios de los metales industriales en el corto plazo les otorgan un sop orte importante en el largo plazo. Las medidas de ajuste del gobierno chino podrían afectar a la demanda de cobre en alguna medida. Sin embargo, en compensación, es probable que la inversión pública continúe creciendo a  tasas altas (14% a abril del 2017). Asimismo, la inversión privada en China viene mostrando una mejora en lo que va del 2017, acumulando un incremento de 6,9% a abril.    

Otro factor que ha venido preocupando al mercado es la caída de las importaciones chinas de cobre refinado. A abril del 2017 las importaciones acumulan una caída de 23%. Sin embargo, éstas estarían siendo sustituidas por una mayor producción interna. Así, la producción de refinados en China se ha incrementado en 7% durante el primer bimes tre del año, alimentada tanto por una mayor producción interna de 
concentrados (43%) como por un aumento de las importaciones de cobre concentrado (8% a abril).  
 
El significativo incremento de los inventarios de cobre durante la primera semana de mayo también presionó a la baja al precio. Según la consultora de metales Metal Bulletin este incremento habría sido generado por una casa de trading  -con gran influencia en el mercado -  para tomar ganancias arbitrando al precio del cobre. La posibilidad de arbitraje habría desaparecido en los últimos días, por lo que los inventarios deberían tender a reducirse en las próximas semanas respondiendo a las mayores necesidades de demanda estacional de cobre en China.  
 
EFECTOS EN EL PRECIO DEL COBRE
El impacto real de las políticas restrictivas que viene aplicando China sobre su demanda de cobre (48% de la demanda global) sería compensado por la mayor inversión, por lo que no debería tener mayor impacto sobre el precio del cobre. Sin embargo, el ruido  que generan estos ajustes aunado a que el posicionamiento en el mercado financiero continúa en niveles elevados es el mayor riesgo para el 
precio del cobre.   
 
Las posiciones largas en Comex  alcanzaron un nivel récord a fines de enero pasado (120 mil contr atos). Si bien en las últimas semanas se han reducido hasta alcanzar 77 mil contratos, continúan muy por encima del promedio de los últimos cinco años (38 mil). De hecho, las posiciones cortas – que apuestan a una caída del precio-  casi se han duplicado en  lo que va del año, alcanzando 47 mil contratos. Aunque el balance sigue siendo favorable al precio del cobre, este comportamiento refleja un cambio en la 
percepción de  algunos  inversionistas. El cambio no ha sido suficiente para generar un daño técnico al precio del cobre, no obstante sigue siendo un riesgo.  
 
Técnicamente, el precio del cobre mantiene una tendencia a la baja en el corto plazo. A pesar de los factores negativos expuestos, el precio del cobre no ha retomado el canal bajista de largo plazo que venía sosteniendo hasta fines del 2016 y se mantiene ligeramente por encima. Este aspecto del precio es positivo, dado que lo fortalece en el largo plazo.  En el corto plazo podría continuar fluctuando entre US$2,48 y US$2,65.

 

Lea más noticias de Economía en...

 


Tags relacionados

Cobre

Scotiabank