"La competencia evitará que Telefónica eleve tarifas en ciudades"

El ministro de Transportes, Carlos Paredes, señaló que hubiera sido “ilegal” incluir deuda tributaria en condiciones para renovación del contrato

(Video: Canal N)

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, señaló que la competencia en el segmento de telefonía móvil evitará que Telefónica eleve las tarifas en las ciudades para cubrir las mayores inversiones que le demandará cumplir sus compromisos de expansión de redes en las zonas rurales y la tarifa social que deberá ofrecer a un millón de beneficiarios de los programas sociales.

“Telefónica va a tener que hacer inversiones que están focalizadas en zonas alejadas, en zonas rurales. Si ellos quisieran trasladar el costo que esto les va a significar a las tarifas en las zonas urbanas, no nos olvidemos que en las zonas urbanas es donde hay otros competidores (…) Si Telefónica pretendiera sobrecargarlas para trasladar el costo de las otra zonas, lo que va a pasar es que va a perder clientes que se van a trasladar a otras operadoras”, explicó.

En ese sentido, intentó responder a las críticas de expertos como Liliana Ruiz, presidente de Alterna Perú, quien advirtió que las nuevas condiciones para la renovación del contrato de telefonía móvil por 18 años y 10 meses podrían crear distorsiones en el mercado y evitar futuras reducciones tarifarias a los usuarios ya existentes.

“Eso no debe preocuparnos. Los subsidios cruzados no se tienen que dar. Felizmente la posición de competencia de este mercado tan dinámico lo va a evitar”, y agregó que el cuarto operador que empezará a operar en las próximas semanas incrementará la competencia.

TEMA TRIBUTARIO APARTE
Asimismo, el ministro Paredes justificó el no haber incluido el pago de la millonaria deuda tributaria de Telefónica entre las condiciones para renovar su licencia de uso del espectro radioeléctrico, señalando que esto hubiera sido ilegal e irresponsable.

“Tenemos que garantizar que somos un gobierno representando a este Estado que cumple con las leyes, que respeta las obligaciones contractuales. Y en esa medida, luego del análisis que se llevó a cabo, para nosotros* lo responsable era separar el tema tributario* del tema comercial”, dijo.

Explicó que la empresa tiene una controversia con la Sunat porque no están de acuerdo con el monto de impuestos que le está cobrando la autoridad tribuataria.

“Nosotros no podíamos usar eso como un pretexto para dejar de hacer lo que estamos haciendo, usar términos y condiciones que convienen al país y que, en el caso de que sean aceptados, proseguir con la renovación. Hacer lo contrario hubiera sido una ilegalidad y una irresponsabilidad que no estamos dispuestos a asumir”, concluyó.