Congresistas decidirán mañana si otorgan facultades en materia tributaria al Ejecutivo

Legisladores se tomarán su tiempo para analizar el pedido del MEF para legislar también en asuntos aduaneros

Congresistas decidirán mañana si otorgan facultades en materia tributaria al Ejecutivo

LUIS DAVELOUIS

El pedido de facultades que el Poder Ejecutivo hizo al Congreso para legislar en materia tributaria tendrá un resultado incierto. El dictamen que al respecto habrá de elaborar la Comisión de Economía del Parlamento será debatido mañana en sesión extraordinaria y amenaza con recortar las atribuciones solicitadas por el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla.

De acuerdo con la presentación de Castilla, lo que busca el Gobierno es elevar la presión tributaria de 15% del Producto Bruto Interno (actualmente es de las más bajas de la región) a 18%; reducir de manera drástica la evasión y la elusión tributarias que –aseguró– en el Perú representan el 50% del Impuesto a la Renta y el 25% del IGV. De este modo, el Ejecutivo proyecta que debería recaudar unos S/.12.000 millones más para el 2016, esto es, un 2,4% extra con relación al PBI estimado de este año.

Pese a que durante su presentación Castilla aseguró que no se crearían más impuestos y que no se elevarían las tasas impositivas que ya existen, casi todos los congresistas de la comisión, salvo los oficialistas, prefirieron elaborar un dictamen que recogiera las impresiones e inquietudes que expusieron durante la sesión.

Los parlamentarios llamaron la atención sobre que no se hubiera considerado un diseño para ampliar la base tributaria real, sino que se pretendiera incrementar la recaudación presionando más a los contribuyentes que ya cumplen. Además, que no se pusiera el énfasis adecuado en fortalecer la Unidad de Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Banca y la Sunat para detener el flujo de dinero del narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando, que suman cientos de millones.

Por último, “como ya se tienen las propuestas tan avanzadas, no son necesarios 90 días de delegación de facultades como pidió el Ejecutivo, sino solo 30 o tal vez 45, para evitar contrabandos [normas adicionales que no tienen que ver con el pedido de facultades]”, sostuvo el vocero de la bancada de Alianza por el Gran Cambio (AGC), José Carlos Eguren.

Desde la bancada oficialista, se insistía, como argumento a favor de la delegación de facultades, que se trata de una práctica común, que los nuevos gobiernos siempre necesitan esas facultades como se hizo en prácticamente todas las administraciones anteriores.

En ese sentido, Castilla sostuvo que en ninguna de esas oportunidades se alcanzó el objetivo de reducir de manera sustancial la evasión tributaria en el Perú.

TENSIÓN EN LA COMISIÓN
El ambiente en la Comisión de Economía del Congreso, que preside el legislador Luis Galarreta (AGC), era bastante denso. Durante la exposición del ministro Castilla y el subsiguiente debate de las ideas planteadas, él y Galarreta apenas cruzaron palabra. Eso era raro, dado que solían estar en contacto permanente (cada semana, sostienen algunos) y, si no concertando, sí coordinando algunos de los temas que se tratarían en ese grupo de trabajo.

La explicación tendría que ver con el mismo pedido de facultades del Ejecutivo, pues tanto el primer ministro Óscar Valdés como luego el propio Castilla habían asegurado anteriormente que este gobierno no las pediría. Y en el Congreso les creyeron hasta que la solicitud formal llegó, sin previo aviso como es el uso común, a través de la mesa de partes. La tarde de ayer el ministro pidió un voto de confianza a través de un comunicado de prensa.

El MEF explicó que son cinco los objetivos que sustentan el pedido de facultades: dotar de mayor neutralidad y equidad; mejorar la capacidad de fiscalización y control de la evasión y reducir los mecanismos elusivos de los impuestos; contar con medidas que simplifiquen el pago de impuestos y los procesos de Aduana; reducir la incidencia de las controversias que se dan entre la administración tributaria y los contribuyentes; y ordenar la dación de beneficios tributarios, que actualmente representa dos puntos del PBI.

CLAVES DE PEDIDO
Evasión. El proyecto del Gobierno Central buscará mejorar la capacidad de fiscalización y control de la evasión y reducir los mecanismos elusivos de los impuestos.

Los empresarios. La Cámara de Comercio de Lima pide que las normas tributarias las dé el Congreso, mientras que los exportadores y la Confiep están a favor entregar las facultades al Poder Ejecutivo.