Consumidor promedio ve con optimismo rumbo de la economía nacional

Un estudio de Arellano Marketing revela que buena percepción de los consumidores. La mayoría considera que provincias se beneficiarán con nuevo gobierno

Consumidor promedio ve con optimismo rumbo de la economía nacional

MARIENELLA ORTIZ.

El susto, que aún mantienen algunos inversores frente al ya consumado resultado electoral, no parece haber calado tan profundamente en el ánimo del consumidor promedio. Según el estudio de Arellano Marketing sobre “Expectativas Económicas y de Consumo”, desarrollado luego de Fiestas Patrias, un 49% de los consultados considera que a la economía del país le irá mucho mejor o mejor dentro de un año. Si hacemos la misma pregunta en función a la situación económica personal, la cifra sube a 56%. Incluso esa animosidad se incrementa en algunas de las principales ciudades del país y, como no, en el nivel socioeconómico medio.

¿Qué tanto tiene que ver ese estado de ánimo con que ganó el candidato presidencial preferido? Quien responde afirmativamente es Liliana Alvarado, directora del Área Académica de Márketing de la Escuela de Posgrado de la UPC, al resaltar que eso queda más claro aun al revisar los resultados de la encuesta de Arellano en las ciudades del sur del país. El presidente de la Cámara de Comercio de Arequipa, Julio Morriberón, agrega que la Ciudad Blanca se ha reconciliado con el gobierno de turno, lo cual conlleva a un mayor optimismo sobre el futuro. Adicionalmente, Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), afirma que los mensajes provenientes del nuevo gobierno han sido moderados y eso es percibido por el consumidor.

Para Fernando Chiappe, director de Métrica Consultoría, la historia se escribe diferente. El mensaje del gobierno de turno aún no es claro y el consumo de los sectores A y B viene paralizado, lo cual se puede constatar con las cifras de venta de autos y casas, bienes consumidos por esos sectores. Alvarado considera que ese 23% de pobladores de los mencionados sectores socioeconómicos no dejará de consumir del todo, más aun cuando hoy en día “tienen más alternativas de productos de mayor estatus para gastar”. “No veo que tengamos un frenón en el consumo”, opina.

DINAMISMO
La mayor animosidad mencionada en las ciudades del interior del país se ve reflejada en el 65% de entrevistados que considera que las provincias se favorecerán con el gobierno de Ollanta Humala, mientras que el 42% se le atribuye a la capital limeña.

El presidente de la Cámara de Comercio de La Libertad, Javier Caro, afirma que existe gran optimismo entre los inversionistas de su región por los últimos anuncios sobre la seguridad en Trujillo, un problema que viene frenando el desarrollo de nuevas inversiones.

Morriberón dice que los pobladores de Arequipa se han acostumbrado a un nuevo estilo de consumo con la llegada de los centros comerciales a la ciudad. Tanto él como Caro consideran que estos nuevos consumidores ya no están dispuestos a perder ese nuevo estilo de vida.

Al menos en la ciudad de Arequipa, afirma José Carlos Hernani, gerente de proyectos corporativos de la inmobiliaria Quimera, está consolidándose la clase emergente, gracias al mayor dinamismo económico en la ciudad. “Lo que ha pasado en Lima, está comenzando a pasar en Arequipa”, agrega.

INTENCIÓN DE CONSUMO
Otro de los aspectos que aborda el estudio de Arellano es la decisión de consumo de los entrevistados. Deja en claro que al menos el 40% de aquellos que decidieron adquirir una casa o un auto han desistido por el momento de su decisión, a la espera de una mayor claridad en el panorama económico del país. Sin embargo, entre un 12% o 13% se animó –sin haberlo planificado previamente– a adquirir esos bienes frente a la nueva coyuntura, lo cual compensaría en parte a los que modificaron su decisión inicial.

Diferente es el caso cuando se pregunta por la intención de compra de artefactos o mantener los planes de viajes o estudios. La mayoría mantendrá sus planes.

Hernani, de Quimera, confirma que en el último trimestre se observó efectivamente una caída en la demanda de viviendas, pero considera que a un mes de haber asumido las funciones el nuevo Gobierno, las cosas estarían retomando su anterior rumbo. La misma respuesta la dio Marco del Río Arrieta, gerente general de la inmobiliaria Enacorp, quien sostiene que incluso los consumidores del nivel socioeconómico A, aparentemente más cautelosos, están comenzando a recuperar el habitual ritmo de compra de nuevas viviendas en este segundo semestre que comienza.

Igualmente, Derteano, de AAP, señala que se esperaba un mayor freno en la venta de vehículos nuevos. Sin embargo, hoy mantienen las expectativas para este año. Al cierre del 2011 se estima que circularán 150 mil a 155 mil vehículos nuevos en las pistas peruanas, es decir unos 30 mil más que un año anterior, indica.

Javier Ugarte, director de ventas de LG Electronics Perú, considera que los fundamentos económicos siguen sólidos y el consumo firme. Por ello, dice que el sector mantiene sus proyecciones de venta de US$1.300 millones, unos US$200 millones más que un año anterior.

“El principal impulsor del consumo es la renovación tecnológica que se traduce en la venta de TV LED y TV 3D”. Por su parte,Claudio Sandoval, gerente comercial de AOC Perú, agrega que para finales de este año esperan facturar 50% más de lo registrado el año pasado, impulsados principalmente por la comercialización de productos LED.

Sobre las tendencias de consumo en los centros comerciales, Rafael Dasso, gerente general del Real Plaza, del grupo Interbank, también señala que se sigue creciendo de manera importante tanto en Lima como en provincias. El mes de julio, manifiesta, fue inclusive un buen mes, mientras que en junio, mes en que se conoció el resultado electoral, hubo una pequeña retracción, debido a la distracción generada por las elecciones.

Para los entrevistados este optimismo, puesto en evidencia en el estudio de Arellano Marketing, genera un círculo virtuoso en favor de mantener las tasas de consumo que dinamizan el mercado interno, porque, como señala Liliana Alvarado, de la UPC, lo que finalmente se percibe resulta ser “la realidad en la mente del consumidor”.


Tags relacionados

Economía peruana

Consumidor