Convenio acercará al pequeño agricultor con los restaurantes

Apega y el BID anunciaron el proyecto que busca la inclusión social en el país tomando como impulso el boom de nuestra gastronomía

Convenio acercará al pequeño agricultor con los restaurantes

Con un interés enfocado en el desarrollo de la agricultura y en la inclusión social, la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega) y el Banco el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se unieron para hacer más grande al Perú. Este proyecto buscará acercar a los pequeños agricultores a los consumidores y restaurantes. Esta es la primera vez en el mundo que se realiza algo semejante.

La intervención tiene por finalidad afianzar la alianza cocinero-campesino. “Este convenio nos ayudará a mejorar los sistemas de comercialización ya que tendremos a la mano toda la información que se requiera con respecto a los procesos comerciales. Sabremos cuántas papas se consumen por día, de qué comunidades salieron esos productos, cómo llegan, a dónde van, en qué platos se utilizan y hasta sabremos qué comieron ese día las personas de las comunidades productoras”, declaró para elcomercio.pe, el presidente de Apega, Bernardo Roca Rey, quien resaltó no solo los beneficios económicos que tendrá esta cadena, sino también, lo importante que será el proyecto a manera de inclusión, lo que para él “es el más grande beneficio”.

La importancia de vernos a nosotros mismos como sociedad y alentarnos a ayudarnos mutuamente es algo que recoge este proyecto.

“Hay cosas profundas, que muchas veces no las vemos, y que son las cocinas del Perú. Esto tiene que ver con el mercado, con la calle, con el barrio chino, con todas las cosas que son parte de nuestra cultura urbana y de nosotros mismos. (…) Tenemos que darnos cuenta de la proyección y de la importancia de lo que estamos hablando. Si el poblador está en contacto contigo, es mucho más sencillo”, dijo Roca Rey.

El proyecto es tan ambicioso que las cabezas no dudan que será un modelo para América Latina. Esto ayudará a que los campesinos lleguen con mayor facilidad a los restaurantes y a que la riqueza empiece a llegar a donde no está.

“Desde ahora sabremos todo lo que está pasando con la cadena de distribución”, afirmó Bernardo Roca Rey.

DESDE EL 2013
Apega y el BID quieren construir mecanismos de comercialización que permitan colocar en las mesas los mejores productos provenientes de las chacras de pequeños productores. Y para ello han creado distintas alianzas con instituciones estatales y privadas.

“Hemos hecho una alianza con la Municipalidad de Lima, con gremios agrarios, con el Ministerio de Agricultura, con Sierra exportadora, el Centro Internacional de la papa y muchas más instituciones con las que vamos a repotenciar este proyecto”, dijo a elcomercio.pe Mariano Valderrama, vicepresidente de Apega.

Sin embargo, eso no quedará ahí. “Vamos a traer especialistas internacionales para que nos ayuden a hacer realidad este proyecto”, dijo Valderrama, quien también resalta la importancia de los productores.

“La idea es escoger una canasta de productos en donde se le dé prioridad a los productos de la pequeña agricultura. Dándole preferencia a los agricultores que demuestren que han podido generar iniciativas nuevas, que vengan realizando un trabajo organizado y que tengan productos de calidad. Lo que nosotros queremos es incentivar a todos a ser responsables con su trabajo”, sostuvo el vicepresidente, quien sabe de la dificultad de esta labor, sin embargo confía en que más instituciones se interesen en apoyar esta iniciativa.

Hasta fin de año se conformará el equipo de trabajo, se realizarán los estudios de mercado, se darán cursos de capacitación y las actividades se iniciarán en las primeras semanas del 2013. El proyecto incluye una donación del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de US$1’882.000 y un aporte propio de US$1’118.000 y tendrá una duración de hasta cuatro años.